Desde El Cairo (AFP)

Solar Impulse 2 sale de Egipto para cubrir última etapa de vuelta al mundo

El avión Solar Impulse 2 despegó el domingo de Egipto rumbo a Abú Dabi para cubrir la última etapa de su vuelta al mundo sin precedentes lanzada hace más de un año, constató una periodista de la AFP.

energía, ciencia, aviación, medioambiente, solar
El Solar Impulse 2 sobrevuela las piramides de Giza el 13 de julio de 2016 - AFP/Solar Impulse 2/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

El avión Solar Impulse 2 despegó el domingo de Egipto rumbo a Abú Dabi para cubrir la última etapa de su vuelta al mundo sin precedentes lanzada hace más de un año, constató una periodista de la AFP.

En esta 17ª y última etapa, pilota el avión el suizo Bertrand Piccard, que realizó el primer vuelo transatlántico en un aeroplano capaz de volar sin carburante, gracias a sus baterías que acumulaban energía solar.

Entre aplausos y gritos de júbilo del equipo de tierra, el avión despegó del aeropuerto de El Cairo para un viaje de 48 horas que debe conducirlo hasta Abú Dabi, en los Emiratos Árabes Unidos, de donde partió el 9 de marzo de 2015.

"Es un proyecto para la energía y para un mundo mejor", exclamó con anterioridad Bertrand Piccard ante los periodistas reunidos en el aeropuerto.

Con un peso de tonelada y media, tan ancho como un Boeing 747, Solar Impulse 2 vuela gracias a unas baterías que almacenan la energía solar captada por unas 17.000 células fotovoltaicas en sus alas.

Solar Impulse 2 debía salir de Egipto la semana pasada pero su despegue fue aplazado por los fuertes vientos imperantes y por enfermedad del piloto.

El avión solar llegó a El Cairo el 13 de julio después de despegar de la ciudad andaluza de Sevilla (sur de España), tras recorrer 3.745 km en 48 horas y 50 minutos.

Piccard realizó el primer vuelo transatlántico en un aeroplano capaz de volar sin carburante, gracias a sus baterías que acumulaban energía solar. Voló 71 horas y 8 minutos ininterrumpidos para recorrer los 6.765 km que separan a Nueva York (EEUU) de la capital andaluza.

El piloto suizo estimó la noche del sábado que esta última etapa será difícil. "Es una región muy, muy cálida (...) El vuelo será agotador", advirtió.

Contrariamente a sus predecesores, el Solar Impulse 2 es capaz de almacenar suficiente energía en sus baterías durante el día como para volar durante toda la noche.

Se trata de un avance logrado gracias a varias innovaciones tecnológicas de los industriales asociados al proyecto y potencialmente duplicables.




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos