Desde Peshawar (Pakistán) (AFP)

¿Cementerio o parque? el futuro de la casa de Bin Laden en Pakistán

¿Cementerio o parque infantil? En Pakistán, ejército y autoridades locales generaron una polémica al presentar proyectos distintos para el lugar donde Osama Bin Laden murió a manos de un comando de las fuerzas de élite estadounidenses en mayo de 2011.

Pakistán, AlQaida, EEUU
Trabajadores pakistaníes el 23 de julio de 2016 en el terreno donde se ubicaba la casa en la cual el líder de Al Qaida Osama Bin Laden fue abatido en 2011 en Abbottabad - AFP/AFP
Anterior Siguiente

¿Cementerio o parque infantil? En Pakistán, ejército y autoridades locales generaron una polémica al presentar proyectos distintos para el lugar donde Osama Bin Laden murió a manos de un comando de las fuerzas de élite estadounidenses en mayo de 2011.

El ejército levantó un muro alrededor de un terreno de unos 350 metros cuadrados en la localidad de Abbottabad, a 50 kilómetros al norte de Islamabad, donde se encontraba la residencia fortificada del jefe de la red islamista Al Qaida.

El objetivo de las fuerzas armadas es convertirlo en un cementerio, pero el gobierno de la provincia de Jaiber Pajtunjuá, que recuperó el terreno tras la muerte de Bin Laden, se opone al proyecto de necrópolis y desea construir un parque infantil.

"Hemos protegido este enclave de una usurpación construyendo un muro y ahora queremos convertirlo en un cementerio ya que existe un problema real de falta de cementerios en la región", declaró a la AFP Zylfiqar Ali Bhutto, vicepresidente del acantonamiento militar de Abbottabad.

noticia
Un hombre con un tatuaje de Osama Bin Laden durante una marcha en Buenos Aires el 29 de abril de 2016 (AFP/AFP)

Por su parte, un responsable del gobierno provincial, Mushtaq Ghani, declaró que era imposible crear "un cementerio en medio de residencias". "El gobierno quiere crear un parque infantil. Si encontramos la financiación, podemos transformar este sitio en un parque infantil este año", agregó.

Bhutto indicó que ambas partes se reunirán la próxima semana para tratar de alcanzar una solución.

Tras la muerte de Bin Laden, que representó un éxito de la política del presidente estadounidense Barack Obama, las autoridades paquistaníes demolieron la residencia del jefe de Al Qaida y dejaron el enclave inutilizable.




Te puede interesar



Este sitio usa imágenes de Depositphotos