Desde México (AFP)

Senado mexicano aprueba uso de marihuana con fines medicinales

El Senado mexicano aprobó este martes una ley para permitir el uso de la marihuana con fines medicinales, una iniciativa impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto que no ha logrado reducir los índices de violencia derivada del narcotráfico.

México, política, medicina, marihuana
Una planta de marihuana durante la ExpoCanabis el 15 de diciembre de 2014 en Montevideo - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

El Senado mexicano aprobó este martes una ley para permitir el uso de la marihuana con fines medicinales, una iniciativa impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto que no ha logrado reducir los índices de violencia derivada del narcotráfico.

La iniciativa, que obtuvo 98 votos a favor y siete en contra en una votación en lo general, deberá ser votada aún en la Cámara de Diputados.

"La siembra, cultivo o cosecha de plantas de marihuana no será punible cuando estas actividades se lleven a cabo con fines médicos y científicos, en los términos y condiciones de la autorización, que para tal efecto emita el Ejecutivo Federal", indica el dictamen aprobado por los senadores, de acuerdo con un comunicado de la institución.

Peña Nieto envió el 21 de abril pasado la iniciativa para el uso medicinal con el fin de "descriminalizar el consumo", y también propuso elevar la portación permitida de 5 a 28 gramos.

El proyecto de ley aprobado por los senadores faculta a la Secretaría de salud a "diseñar y ejecutar políticas públicas que regulen el uso medicinal de los derivados farmacológicos de la cannabis sativa, índica y americana o marihuana, entre los que se encuentra el tetrahidrocannabinol (THC), así como normar la investigación y producción nacional de los mismos", reportó el Senado.

Los senadores también proponen eliminar "la nabilona y el cáñamo de la lista de las sustancias que se consideran como un problema grave para la salud pública".

Durante el debate, la senadora del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Angélica de la Peña Gómez, dijo que existe el consenso de "hacer algo distinto en la política de drogas", pues el régimen prohibicionista "ha generado altos niveles de violencia, más de 100.000 muertos -desde su militarización hace 10 años- y la violación sistemática de derechos humanos".

La iniciativa de Peña Nieto (2012-2018) fue producto de un proceso empujado por la ciudadanía iniciado en 2015 con la batalla judicial que ganó un matrimonio para que se les permitiera importar un medicamento derivado de la marihuana para su hija Grace, que hasta antes de recibir esas dosis sufría decenas de ataques epilépticos al día.

A ese hito se sumó un fallo en noviembre de la Suprema corte que autorizó a los cuatro integrantes de un colectivo llamado Smart a cultivar, poseer y consumir esta planta incluso con fines recreativos.





Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos