Desde Washington (AFP)

Según un estudio, las noticias falsas no afectaron al resultado de las elecciones de EEUU

Las noticias falsas se convirtieron en un fenómeno generalizado en las elecciones presidenciales de noviembre en Estados Unidos, pero no fueron el factor determinante en el resultado, de acuerdo con un estudio divulgado este jueves.

EEUU, política, sociedad, elecciones, informática, medios
Un partidario del presidente electo de EEUU, Donald Trump, pasea frente al Capitolio durante las preparaciones para la investidura del magnate, el 19 de enero de 2017, en Washington - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Las noticias falsas se convirtieron en un fenómeno generalizado en las elecciones presidenciales de noviembre en Estados Unidos, pero no fueron el factor determinante en el resultado, de acuerdo con un estudio divulgado este jueves.

El informe, elaborado por la Oficina Nacional de Investigación Económica, que mide del desempeño de la economía estadounidense, mostró sin embargo la extensión del problema de las noticias falsas que circulan por las redes sociales.

Según el estudio, el 15% de los electores registró haber leído noticias falsas y un 8% de ellos admitió haberlas creído.

No obstante, de acuerdo con los investigadores Hunt Allcott, de la Universidad de Nueva York, y Matthew Gentzkow, de la Universidad de Stanford, a pesar de la generalización de esas noticias, no parece que hayan sido determinantes en la victoria de Donald Trump.

El argumento parece apoyar declaraciones del fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, quien había dicho estar convencido de que las redes sociales no determinaron el resultado de los comicios.

El estudio de Allcott y Gentzkow mostró que las noticias sobre Trump fueron compartidas en Facebook tres veces más que las relativas a su adversaria Hillary Clinton: 30,3 millones de noticias compartidas contra 7,6 millones.

Aún así, para poder cambiar el curso de los comicios, esas noticias falsas tuvieron que haber cambiado la intención de voto del 0,51% del electorado en edad de votar, tarea que consideraron improbable.

"Los datos que poseemos sugieren que las redes sociales no fueron la fuente más importante de noticias sobre las elecciones, y aun las noticias falsas que circularon con más frecuencia fueron vistas por solamente una pequeña fracción de estadounidenses", apuntaron los expertos en la publicación.

Según sus cálculos, "para que las noticias falsas puedan haber cambiado el resultado de las elecciones, cada noticia tuvo que haber convencido al 0,7% de los electores de Clinton y electores indecisos para votar por Trump, un nivel de persuasión equivalente a ver 36 anuncios de campaña en televisión".

Por ello, concluyeron que las redes sociales fueron una fuente fundamental para un segmento de la población, pero no la más importante.

Por ejemplo, los datos del estudio muestran que los electores consultados pasaron en promedio 66 minutos por día leyendo o escuchando noticias sobre la campaña electoral, de los que 25 minutos fueron en redes sociales.

Sin embargo, al ser consultados sobre la "más importante" fuente de información, los medios más citados fueron la televisión por cable y canales locales, la televisión por internet, y páginas web. Las redes sociales quedaron en quinto lugar, mencionadas apenas por el 14%.

A pesar de negar la influencia de las redes sociales en el resultado de las presidenciales, Facebook anunció la adopción de mecanismos internos para controlar la difusión de rumores y desinformación.





Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos