Desde México (AFP)

Resurge tala clandestina en reserva mexicana de mariposa Monarca

Una de las comunidades del oeste de México a las que cada invierno migran las mariposas Monarca registró un drástico incremento de tala clandestina, un problema que prácticamente había sido abatido en la región, alertó este miércoles la organización Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

México, EEUU, Canadá, medioambiente, animales
Una mariposa Monarca en una flor en Los Angeles, California el 28 de octubre de 2010 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Una de las comunidades del oeste de México a las que cada invierno migran las mariposas Monarca registró un drástico incremento de tala clandestina, un problema que prácticamente había sido abatido en la región, alertó este miércoles la organización Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

Unas 19,13 hectáreas de la comunidad de San Felipe de los Alzati (Michoacán) estuvieron afectadas específicamente por la tala clandestina durante el control anual 2014-2015, indicó un comunicado de la ONG ambientalista.

Pero en total se degradaron 21,01 hectáreas de la reserva, 1,11 de las cuales a causa de la sequía, las plagas y los deslaves.

En contraste, durante el período 2013-2014 se degradaron 7,99 hectáreas de la reserva, de las cuales 5,18 por tala clandestina, añadió la organización, que monitoriza 32 comunidades en las que hiberna la mariposa.

"Tenemos que averiguar por qué se está disparando ahí la tala, cuáles son los factores que incidieron y atacar no sólo con vigilancia sino también con apoyos a la actividad sustentable de la comunidad", dijo a la AFP Omar Vidal, director de WWF en México.

Las mariposas Monarca viajan cada invierno más de 4.000 km desde Canadá y Estados Unidos hasta los bosques de oyamel, pinos, cedros y encinos de Michoacán y el vecino estado de México. En total, los bosques de la reserva Monarca en México abarcan unas 56 hectáreas.

La deforestación y las sequías representan una amenaza para los bosques de esta región de México y ponen en jaque la supervivencia de la cautivadora mariposa de colores ámbar, negro y blanco.



La tala clandestina alcanzó su nivel más alto entre 2003 y 2008, cuando 470 hectáreas fueron deforestadas. Pero la mayor vigilancia por parte de autoridades y el fomento de actividades sustentables para impulsar la economía de los pobladores había logrado prácticamente eliminar esta práctica.

Vidal pidió a las autoridades incrementar la vigilancia en San Felipe de los Alzati, al mismo tiempo que manifestó la necesidad de investigar qué grupos del crimen organizado estarían detrás de la tala.

WWF, que monitoriza la mariposa desde hace más de una década, utiliza la medición de la superficie ocupada por las mariposas como un indicador indirecto de la densidad de población de la especie.

Aunque la ocupación territorial de la mariposa Monarca aumentó 68,7% durante su hibernación de 2014, sigue siendo la segunda más baja en 20 años.

En la temporada 2014-2015, la mariposa ocupó 1,3 hectáreas de bosque, mientras que en el invierno de 1996-1997 se había registrado un pico de 18,9 hectáreas.

Además de la deforestación, otras amenazas para la supervivencia de la Monarca son la pérdida del algodoncillo, con el que se alimenta durante su trayecto por los campos de Estados Unidos, y los climas cada vez más extremos que se presentan durante su migración.

#México #Eeuu #Canadá #Medioambiente #Animales


Te puede interesar


Quantcast