Desde Brasilia (AFP)

Prevén nuevo recorte moderado de la tasa de referencia en Brasil

El Banco Central de Brasil (BCB) debería reducir el miércoles en 0,25 puntos porcentuales su tasa de referencia, al 13,75%, en su segundo corte consecutivo, de acuerdo con las expectativas del mercado.

Brasil, inflación, préstamos
La fachada del Banco Central de Brasil el 31 de marzo de 2016 en Brasilia - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

El Banco Central de Brasil (BCB) debería reducir el miércoles en 0,25 puntos porcentuales su tasa de referencia, al 13,75%, en su segundo corte consecutivo, de acuerdo con las expectativas del mercado.

Los analistas apuestan mayormente por esa baja conservadora, pese a una desaceleración de los precios y a una honda recesión económica, la peor en más de un siglo.

"Nuestra proyección es ahora de una baja de 25 puntos básicos. Antes proyectábamos una de 50 puntos, pero hay factores externos como la victoria de Donald Trump en Estados Unidos que fortalecieron al dólar", dijo a la AFP André Perfeito, economista jefe de Gradual Investimentos.

Además, "como localmente el corte depende también de las políticas de austeridad que aún debe aprobar el Congreso, no hay mucho espacio para reducirla más". Por todo ello, "el actual directorio [del BCB] se está moviendo con mucha cautela", añadió.

Brasil registró una inflación de 0,26% en octubre, la menor para ese mes desde 2000, y la tasa acumulada en 2016 es de 5,78%.

Pero la medición a doce meses aún muestra un alza de los precios del 7,87%, lejos del centro de la meta anual de 4,5%.

"Aunque haya recesión, los precios siguen por encima de la meta y sería prematuro acelerar el corte a 0,50 puntos", señaló Paulo Nogueira, de la consultora AZ Futura Invest.

El BCB redujo en octubre la tasa de referencia Selic en 0,25 puntos porcentuales, al 14% anual, en su primer recorte en casi cuatro años.

La Selic había llegado al 14,25% en julio de 2015, como parte de un ciclo de alzas destinado a enfrentar el aumento de los precios de ese año, que cerró con una inflación de 10,67%, la mayor en trece años.

Este miércoles se conocerán tanto la decisión del BCB sobre política monetaria como el desempeño de la actividad en el tercer trimestre. Las previsiones van de una caída del 0,6% al 0,9% respecto al trimestre anterior.

Brasil sigue inmerso además en una crisis política que tuvo su punto más alto este año cuando el Senado destituyó a la presidenta izquierdista Dilma Rousseff por adulterar las cuentas públicas, en un proceso que erigió al conservador Michel Temer, su vicepresidente, como nuevo jefe de Estado.

"La actividad económica está yendo muy mal", dijo Perfeito, antes de citar que el desempleo está en un nivel récord de 11,8% y que el déficit fiscal previsto para 2016 es de unos 163.000 millones de reales (48.000 millones de dólares).

El mercado espera que el PIB se contraiga 3,5% este año, después de haber caído 3,8% en 2015, y que se expanda menos de 1% en 2017.

#Brasil #Inflación #Préstamos


Te puede interesar


Quantcast