Desde San José (AFP)

Presidente urge reforma fiscal en Costa Rica mientras persiste huelga

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, urgió este viernes a la aprobación de un proyecto de reforma tributaria que busca contener un creciente déficit fiscal, en medio de una huelga de casi dos semanas en contra de esa iniciativa.

huelga, gobierno, CostaRica
Trabajadores costarricenses manifiestan frente a una refinería en Cartago, en el marco de una huelga indefinida, el 19 de septiembre de 2018 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, urgió este viernes a la aprobación de un proyecto de reforma tributaria que busca contener un creciente déficit fiscal, en medio de una huelga de casi dos semanas en contra de esa iniciativa.

El mandatario se mostró confiado en lograr un acuerdo con los sindicatos del sector público para terminar con la huelga, iniciada el 10 de setiembre, con las negociaciones en marcha entre el gobierno y los trabajadores en paro.

"Yo a los costarricenses les digo que necesitamos resolver el tema fiscal, no hay un escenario que Costa Rica sale adelante sin esa solución", dijo Alvarado sobre la reforma tributaria, tras inaugurar un trecho ferroviario en la ciudad oriental de Cartago.

El proyecto de reforma fiscal en debate en el congreso sustituye el actual impuesto de ventas de 13% por un impuesto al valor agregado por el mismo valor, que aumentaría la recaudación por incluir servicios actualmente excluidos.

También grava la canasta básica con un tributo de 1% y aumenta el impuesto sobre la renta para los sectores de más ingresos.

La reforma busca contener un déficit fiscal que alcanzó 6,2% del producto interno bruto (PIB) en 2017, y podría llegar a 7,2% del PIB este año si no se aprueba.

Los trabajadores del sector público se declararon en huelga por considerar que el proyecto golpea a los sectores de menos ingresos y porque elimina algunos beneficios que encarecen la planilla estatal.



Miembros del gabinete negocian desde el miércoles pasado con la dirigencia sindical, con mediación de la Iglesia católica, para lograr un entendimiento para deponer la huelga.

"Yo estoy esperanzado de que en las próximas horas logremos un acuerdo que logre no solo deponer esta huelga, sino abrir un canal de comunicación franco con acuerdos para que Costa Rica logre pasar esta situación", dijo.

Agencias calificadoras como Barclays y Moody's recomendaron no invertir en deuda costarricense por la incertidumbre en torno a la reforma fiscal a causa de la huelga.

Consultado al respecto, Alvarado respondió que confía en tener el proyecto aprobado en octubre. "Estamos trabajando para que sea realidad", dijo.

"Logrando la aprobación (de la reforma fiscal) revertimos automáticamente estos anuncios que hacen estos órganos extranjeros porque damos un voto de confianza, y Costa Rica profundiza su fortaleza macroeconómica", aseguró el mandatario.

La huelga ha sido acatada en forma parcial por el sector público, pero trabajadores han bloqueado las carreteras más importantes del país y dificultado la distribución de combustible.

#Huelga #Gobierno #Costarica


Te puede interesar