Desde Port Moresby (AFP)

Papúa entierra a víctimas del covid-19 en fosas comunes para aliviar morgues saturadas

El primero de una serie de funerales masivos tuvo lugar el miércoles en Papúa Nueva Guinea, donde 54 cuerpos no reclamados desde hace meses fueron enterrados en una fosa común, para aliviar la morgue local saturada por los muertos del covid-19, según periodistas de la AFP presentes en el lugar.

Health, virus, PNG, burial
Entierro masivo de víctimas del covid-19 en un cementerio cerca de Port Moresby, el 8 de diciembre de 2021 - AFP/AFP
Anterior Siguiente

El primero de una serie de funerales masivos tuvo lugar el miércoles en Papúa Nueva Guinea, donde 54 cuerpos no reclamados desde hace meses fueron enterrados en una fosa común, para aliviar la morgue local saturada por los muertos del covid-19, según periodistas de la AFP presentes en el lugar.

Las autoridades de este país del océano Pacífico devastado por la pandemia ordenaron estos funerales para aliviar la morgue del hospital de Port Moresby, la capital.

Unos 300 cadáveres se acumulan allí, algunos desde el mes de marzo, en una instalación prevista para acoger sólo 60, ya que no son reclamados por sus familiares, a veces por falta de dinero para los funerales.

La ceremonia tuvo lugar en el cementerio Nine Mile, en las afueras de Port Moresby. Los cadáveres fueron retirados de los contenedores donde estaban almacenados, depositados en ataúdes de madera rudimentaria fabricados por aldeanos de los alrededores, y luego bajados al fondo de una fosa de unos cuatro metros de profundidad.

Algunos de los ataúdes llevaban el nombre del difunto. Otros simplemente la mención: "Desconocido, RIP".

Unas 40 personas asistieron a la ceremonia, entre ellas funcionarios municipales, personal del hospital, de la morgue y periodistas. Pero ningún miembro de la familia de los difuntos estuvo presente, cosa rara en un país donde los funerales constituyen un ritual cultural muy importante y reúnen a centenares, incluso a miles de personas, que cantan, lloran y se lamentan durante días.

De las 300 personas que murieron en el hospital de Port Moresby y cuyos cuerpos fueron almacenados en la morgue, 122 dieron positivo en la prueba de covid-19. Pero las pruebas de detección en Papúa Nueva Guinea son escasas y las cifras oficiales están muy lejos de reflejar la magnitud de la pandemia.

Oficialmente, sólo se detectaron 35.000 casos de coronavirus en este país de casi nueve millones de habitantes. Sin embargo, los datos de 700 hospitales y clínicas del país indican que 2,6 millones de personas, más de la cuarta parte de la población, presentaron síntomas similares a los del coronavirus entre marzo de 2021 y septiembre de 2021




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos