Desde La Habana (AFP)

Opositores cubanos denuncian censura de SMS "disidentes"

Un grupo de opositores cubanos denunció este lunes el bloqueo de los SMS que contienen palabras como "huelga de hambre", "democracia" o "derechos humanos" por parte del monopolio estatal de telefonía móvil, Cubacel.

disidencia, telecomunicaciones, censura, política, Cuba
Jóvenes usan sus celulares en una calle de La Habana el 19 de junio de 2015 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Un grupo de opositores cubanos denunció este lunes el bloqueo de los SMS que contienen palabras como "huelga de hambre", "democracia" o "derechos humanos" por parte del monopolio estatal de telefonía móvil, Cubacel.

Una encuesta realizada durante los últimos 10 días y publicada este lunes por el portal de noticias "14ymedio", de la bloguera Yoani Sánchez, reveló que los SMS que incluyan una treintena de palabras quedaron bloqueados por Cubacel en todo el territorio cubano.

Eso "no significa que no sean más", dijo a la AFP el jefe de redacción de 14ymedio.com, Reinaldo Escobar, al denunciar que "el propósito es dificultarle a las personas de la sociedad civil (opositores) comunicarse".

Después de realizar pruebas con varios usuarios de Cubacel, la AFP también comprobó que SMS con las palabras en español "huelga de hambre", "derechos humanos" y "democracia" no pasaron, a pesar de que fueron incluidas en textos más largos.

Asimismo, mensajes citando a organizaciones opositoras o personalidades de la disidencia, como "Damas de Blanco", "UNPACU", "José Daniel Ferrer" o "14ymedio", no llegaron a su destino, aunque sí aparecieron luego en la carpeta de "enviados".

Sin embargo, "si cambiamos una letra, sí llega el mensaje", indicó Escobar.

Contactados por la AFP, los funcionarios del monopolio estatal de telecomunicaciones, Etecsa, no estuvieron disponibles para hacer comentarios.

La investigación de 14ymedio no logró establecer desde cuándo se comenzó a aplicar este supuesto filtro, "pero sospechamos que se inició a principios de año", añadió Escobar.

Abierto en 2014, el portal de Sánchez, registrado legalmente en España aunque su equipo de redactores está radicado en la isla, es muy crítico con el gobierno de Raúl Castro. Al igual que otros sitios web de la oposición pasa la mayor parte del tiempo bloqueado para los cibernautas cubanos.

En la isla comunista la internet está estrictamente regulada y controlada. Sólo a unos pocos privilegiados se les permite estar conectados desde su hogar, mientras que las tarifas para los servicios de navegación en salas públicas y en unos 175 puntos wifi instalados desde el año pasado siguen siendo muy altas para la mayoría de los usuarios potenciales.

Abierta desde 2008, la red de telefonía móvil de Cuba tiene unos tres millones de suscriptores, en una población de 11,2 millones de habitantes.

En Cuba toda oposición es ilegal, y los opositores son considerados por las autoridades como "mercenarios" manipulados por intereses extranjeros.



Te puede interesar