Desde París (AFP)

Oenegés ecologistas boicotearán la cumbre del G7

Oenegés de la asociación ecologista "Réseau action climat" (RAC) anunciaron el jueves que boicotearán la cumbre del G7 en Biarritz (suroeste de Francia) por la decisión francesa de "limitar el número de acreditaciones de oenegés" y de "mantenerlas al margen de la cumbre".

G7, cumbre, Francia, ONG, medioambiente
Una manifestación contra la cumbre del G7 celebrada este jueves 22 de agosto en Hendaya, al suroeste de Francia, cerca de Biarritz - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Oenegés de la asociación ecologista "Réseau action climat" (RAC) anunciaron el jueves que boicotearán la cumbre del G7 en Biarritz (suroeste de Francia) por la decisión francesa de "limitar el número de acreditaciones de oenegés" y de "mantenerlas al margen de la cumbre".

"Teniendo en cuenta las condiciones de participación de la sociedad civil que el [palacio del] Elíseo nos ha impuesto, 'Réseau action climat' decidió no participar en el G7 este fin de semana", explicó Lucile Dufour, de RAC, en una rueda de prensa en París.

La RAC congrega a 32 oenegés entre ellas Greenpeace, Oxfam Francia o WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza).

"No solo el Elíseo mantuvo a un nivel históricamente bajo las acreditaciones para la sociedad civil, sino que las oenegés no tendrán acceso a la cumbre, ni al centro de prensa, cuando es la práctica desde hace más de diez años", denunció Lucile Dufour.

"Esta decisión es un ataque a la libertad de expresión de la sociedad civil que rechazamos para esta cumbre y para las venideras", añadió.

La asociación, que dijo que se había preparado durante un año para el G7, precisa en un comunicado que "el gobierno solo se digna a acordar una cuota de 25 acreditaciones para las oenegés, frente a casi una centena los años anteriores".

El G7, que reúne a Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido, se celebrará en Biarritz del 24 al 26 de agosto, con el objetivo de "luchar contra las desigualdades".

Una contracumbre arrancó el miércoles en Irún (norte de España) y Hendaya (suroeste de Francia) para denunciar un G7 que las oenegés consideran "bunkerizado".




Te puede interesar