Desde Managua (AFP)

Nicaragua siembra árboles rompe-viento para frenar la erosión de suelo

Cientos de ambientalistas y agricultores nicaragüenses comenzaron este viernes a sembrar árboles a lo largo de 400 kilómetros para contener las ráfagas de viento que azotan el noroeste del país y erosionan el suelo productivo, anunció una fuente oficial.

Nicaragua, medioambiente, botánica
El Arboretum Nacional de Managua el 28 de marzo de 2012 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Cientos de ambientalistas y agricultores nicaragüenses comenzaron este viernes a sembrar árboles a lo largo de 400 kilómetros para contener las ráfagas de viento que azotan el noroeste del país y erosionan el suelo productivo, anunció una fuente oficial.

La jornada arrancó en la comunidad Lechecuago del departamento de León, 92 Km al noroeste de la capital, donde plantaron 500 árboles de eucalipto, una especie que crece rápido y alcanza los 60 metros de altura y que funciona bien como cortina contra el viento.

Se espera que los árboles ayuden a reducir los fuertes remolinos que erosionan los suelos en León, donde vientos desprendieron los techos de numerosas viviendas en marzo pasado, indicó el delegado del Instituto Nacional Forestal Oscar Romero al portal oficial.

León, la segunda provincia más importante del país, es una zona agrícola con altas temperaturas que sufre con los fuertes vientos.

"Cuando terminó el cultivo de algodón (en los años 70) esos terrenos quedaron sin mucho uso y la gente macheteó las cortinas de viento (árboles) para usar la madera" como leña, explicó a la AFP el presidente de la Fundación Nicaragüense de Desarrollo Sostenible (Fundenic), Jaime Incer.



Consideró que la reforestación debe ir acompañada de un plan de manejo para evitar incendios y la tala ilegal de los árboles.

"Si no se cuida, esos esfuerzos son vanos", advirtió.

La jornada de reforestación se extenderá a lo largo del año en seis de los diez municipios de León, donde las autoridades prevén plantar unos 4.000 árboles de eucaliptos y otras especies.

Nicaragua se propone restaurar en los próximos cinco años más de 2.000 km de cortinas contra el viento, según el Ministerio del Ambiente.

El país pierde alrededor de 70.000 hectáreas de bosques cada año a causa de la tala ilegal, lo que ha contribuido a que aumenten las temperaturas y la sequedad de los suelos, según grupos ambientalistas.

#Nicaragua #Medioambiente #Botánica


Te puede interesar


Quantcast