Desde Montreal (AFP)

Multimillonaria demanda de la comunidad indígena a una estatal canadiense por construir una represa

Una comunidad indígena de Canadá anunció el martes que había presentado una demanda contra la compañía eléctrica estatal de la provincia de Quebec, alegando que destruyó injustamente las tierras de este grupo durante la construcción de una enorme represa.

Canadá, gobierno, electricidad, indígenas
Unos trabajadores de la compañía eléctrica Hydro-Quebec trabajan cerca de una calle inundada en Sainte Marthe sur le Lac, a las afueras de Montreal, el 28 de abril de 2019 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Una comunidad indígena de Canadá anunció el martes que había presentado una demanda contra la compañía eléctrica estatal de la provincia de Quebec, alegando que destruyó injustamente las tierras de este grupo durante la construcción de una enorme represa.

El pueblo innu de Uashat Mak Mani-Utenam reclama 2.200 millones de dólares canadienses (1.600 millones de dólares estadounidenses) por los "efectos devastadores" y "daño irreparable" causados por la construcción de la megarepresa de Churchill Falls en la década de 1960, por parte de Hydro-Quebec.

Las empresas "parecen haber olvidado que se apoderaron ilegalmente de nuestras tierras para beneficiarse durante décadas de sus ricos activos energéticos", declaró Mike Mckenzie, jefe de la comunidad innu, en un comunicado de prensa.

La construcción de la megarepresa, que funciona desde la década de 1970, provocó la inundación de vastas zonas y exigió la tala de terrenos forestales para construir más de 1.000 kilómetros de líneas eléctricas y carreteras de servicio.

La demanda, presentada ante el Tribunal Superior de Quebec y vista por la AFP, menciona la destrucción de "vínculos espirituales y culturales", la alteración de "los hábitats de varios animales", incluyendo el caribú, y "los impedimentos a las actividades tradicionales de caza y pesca".

Contactada por la AFP, Hydro-Quebec declinó hacer comentarios, alegando que había un procedimiento judicial en curso.

No obstante, su portavoz, Francis Labbe, declaró que la estatal eléctrica "confía en el diálogo con la comunidad indígena para desarrollar y mantener una relación basada en la confianza".

El grupo innu también reclama una indemnización de 200 millones de dólares canadienses a CF(L)Co, la empresa que construyó y opera la central.

Las represas hidroeléctricas producen más del 90% de la energía de Quebec.




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos