Desde Washington (AFP)

Mnuchin asistirá a evento en Arabia Saudita un año después del asesinato de Khashoggi

El secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, encabezará la delegación del país que asistirá la semana próxima al "Davos del desierto", una cumbre económica anual de Arabia Saudita, un año después del asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi.

US, Saudi, politics, diplomacy, investment, summit
Steve Mnuchin (I) y Jared Kushner (C) asistirán al Davos del desierto en Arabia Saudita - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

El secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, encabezará la delegación del país que asistirá la semana próxima al "Davos del desierto", una cumbre económica anual de Arabia Saudita, un año después del asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi.

El columnista de The Washington Post y crítico del príncipe heredero saudí Mohamed bin Salmán, fue estrangulado y desmembrado en el consulado del reino en Estambul el 2 de octubre de 2018.

El asesinato causó indignación internacional y motivó un boicot generalizado de decenas de altos funcionarios mundiales y líderes empresariales al evento denominado "Iniciativa de Inversión Futura" el año pasado.

Pero este año, Mnuchin será uno de los representantes de Estados Unidos, aliado clave del reino petrolero, informó el miércoles un portavoz del Departamento del Tesoro.

La delegación incluirá también al asesor y yerno del presidente, Jared Kushner, y a Brian Hook, enviado especial del Departamento de Estado sobre Irán, según informó la prensa.

Compañías como Goldman Sachs, JPMorgan Chase y Citigroup igualmente enviarían ejecutivos de alto nivel, de acuerdo con el diario The Washington Post.

Asistirán también los líderes de India y Pakistán, Narendra Modi e Imran Khan, informó la prensa de ambos países esta semana.



La conferencia tiene por objetivo ayudar a Riad a diversificar su economía dependiente del petróleo.

El príncipe saudí fue agasajado por líderes mundiales y empresarios antes del asesinato de Khashoggi. Pero las consecuencias globales del asesinato convirtieron al heredero del trono más poderoso del mundo árabe en un paria, ensombreciendo sus reformas, colocando el historial de derechos humanos del reino bajo la lupa y poniendo a prueba viejas alianzas con potencias occidentales.

La CIA ha concluido que el príncipe, que controla todos los altos mandos del poder, probablemente ordenó el asesinato.

Un informe de la relatora especial de las Naciones Unidas, Agnes Callamard, también dijo que había "evidencia creíble" que lo vinculaba con el asesinato y un intento de encubrimiento.

Once sospechosos han sido llevados a juicio en Riad por el asesinato de Khashoggi, cinco de los cuales enfrentan la pena de muerte. Dado que las audiencias se llevan a cabo a puertas cerradas, los nombres de los acusados no han sido revelados.

Amnistía Internacional ha denunciado el juicio como una "farsa" y una "burla de la justicia".

burs-dg/ft/mls/lda

#Us #Saudi #Politics #Diplomacy #Investment #Summit


Te puede interesar