Desde Madrid (AFP)

Manifestación de franceses y españoles contra los osos en los Pirineos

Varios centenares de personas se manifestaron este jueves llamados por unas cuarenta asociaciones agrícolas españolas y francesas en el municipio español de Ainsa contra la reintroducción del oso en los Pirineos, la cordillera que separa ambos países.

animales, medioambiente, ganadería, Espagne, France
Un rebaño de ovejas sale a pastar el pasado 24 de julio en la localidad pirenaica de Iraty, en Larrau, al suroeste de Francia - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Varios centenares de personas se manifestaron este jueves llamados por unas cuarenta asociaciones agrícolas españolas y francesas en el municipio español de Ainsa contra la reintroducción del oso en los Pirineos, la cordillera que separa ambos países.

"Nos quejamos de la reintroducción del oso", una decisión tomada "sin tener en cuenta la vida de los pueblos y de los ganaderos" de la zona, declaró telefónicamente a la AFP Félix Bariain, presidente del sindicato agrícola UAG de Navarra (región del norte de España).

"Pedimos que retiren los osos violentos de los Pirineos", añadió. "Osos, ruina del mundo mural y la ganadería extensiva", "osos no, Pirineos seguros", se leía en las pancartas que aparecían en los vídeos retransmitidos por los medios locales.

Entre las organizaciones convocantes había numerosas secciones locales de sindicatos agrícolas y cooperativas alimentarias de ambas vertientes de la cordillera.

El programa de reintroducción de los osos en los Pirineos data de 1996 y funciona a través de la liberación en la zona de osos eslovenos. Los ganaderos se quejan habitualmente de ataques contra sus rebaños.

En los últimos meses, dos animales estuvieron en el ojo del huracán: Goliat, un macho de unos 13 años que atacó varios caballos en los Pirineos españoles, y Claverina, una hembra soltada hace casi un año en Francia sospechosa de haber matado ovejas a ambos lados de la frontera.

Esta situación obliga a los ganaderos a vigilar sus rebaños las 24 horas del día sin descanso, provoca pérdidas económicas, empuja a algunos a abandonar su trabajo y desalienta a los jóvenes que quieren dedicarse a esta profesión, aseguró Bariain.

Según un recuento en mayo de la Fundación Oso Pardo, alrededor de 45 osos habitan en la parte central de los Pirineos francoespañoles y otros cuatro en la parte más occidental.




Te puede interesar