Desde La Valeta (AFP)

Malta se pronuncia sobre la tradición de la caza de primavera

Los malteses votan el sábado en un referéndum histórico que podría poner fin a la vieja tradición de la caza primaveral, muy criticada por los defensores de las aves migratorias que sobrevuelan cada año el pequeño país mediterráneo.

Malta, referendos, caza, medioambiente
Unos carteles llaman a prohibir la caza de primavera en Malta, en unas imagen tomada en La Valeta el 8 de marzo de 2008 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Los malteses votan el sábado en un referéndum histórico que podría poner fin a la vieja tradición de la caza primaveral, muy criticada por los defensores de las aves migratorias que sobrevuelan cada año el pequeño país mediterráneo.

Se trata del séptimo referéndum en 145 años en Malta, el primero de iniciativa popular, después de que más del 10% de los cerca de 340.000 electores firmaran una petición reclamando la consulta.

En 2009, Malta fue condenada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por haber mantenido la caza de primavera, en un periodo de reproducción y de retorno hacia el norte de las aves migratorias, prohibido por una directiva europea.

El tribunal, sin embargo, permitió a Malta que autorizara una breve temporada de primavera para la caza de la tórtola y la codorniz, para las que la temporada de otoño no es apropiada. Pero los gobiernos sucesivos y los cerca de 14.000 cazadores con licencia del país se agarraron a este reducido permiso para mantener toda la temporada de caza en primavera.

Aunque se fijaron cuotas (un cazador sólo puede matar cuatro aves en toda la temporada), los controles son ineficaces y las organizaciones de defensa del medio ambiente denuncian que algunos cazadores disparan contra especies protegidas.



"Estas aves sobrevuelan dos veces el desierto del Sáhara y el Mediterráneo para ser abatidos casi al final de su periplo, cuando van a reproducirse. Votar 'no' es aprobar la vida", explica la portavoz del colectivo Spring hunting out (No a la caza de primavera).

Por su parte, la portavoz del "Sí", Kathleen Grima, argumenta que "hay otros países en Europa que autorizan la caza de algunas aves en primavera. Estamos dispuestos a sentarnos y discutir cómo gestionar este derecho, pero no a abolirlo completamente". Según ella, el referéndum no es más que una etapa para los partidarios del "No", que buscan una erradicación completa de la caza.

Para que la votación sea válida, la participación debe superar el 50%. Si gana el "Sí", la temporada de primavera se celebrará entre el 14 y el 30 de abril.

#Malta #Referendos #Caza #Medioambiente


Te puede interesar


Quantcast