Desde Doha (AFP)

Los "progresos" para los trabajadores en Catar deben continuar, pide la Confederación Sindical Internacional

La secretaria general de la Confederación Sindical Internacional, la australiana Sharan Burrow, destacó en una entrevista con la AFP los "increíbles progresos" en el trato a los trabajadores migrantes en Catar desde la concesión en 2010 de la sede del Mundial de fútbol de 2022 (20 noviembre-18 diciembre) pero consideró que son todavía insuficientes.

Qatar, foot, droitshumains, travail, syndicats, 2022, WC
La secretaria general de la Confederation Sindical Internacional, Sharan Burrow, durante una entrevista con la AFP en Doha el 5 de octubre de 2022 - AFP/AFP
Anterior Siguiente

La secretaria general de la Confederación Sindical Internacional, la australiana Sharan Burrow, destacó en una entrevista con la AFP los "increíbles progresos" en el trato a los trabajadores migrantes en Catar desde la concesión en 2010 de la sede del Mundial de fútbol de 2022 (20 noviembre-18 diciembre) pero consideró que son todavía insuficientes.

P: Su informe de 2014 sobre los trabajadores migrantes en Catar atrajo la atención sobre el tema. ¿Cómo fue recibido?

R: "Cuando la FIFA concedió el Mundial a Catar, acabábamos de publicar un análisis pidiendo concentrarse en la explotación de los trabajadores migrantes en la región, que calificamos de esclavitud moderna. (La elección de Catar) atrajo la atención, gracias a la FIFA. Pero no hicieron nada luego (...) No se puede decir lo mismo del Comité de Organización (catarí). Asumieron sus responsabilidades (...) y vemos hoy que se realizaron muchas reformas para el Mundial".

P: ¿Cómo ha evolucionado la situación desde entonces?

R: "De 2012 a 2014, nos hemos reunido regularmente con trabajadores y visitado las obras. En los dos primeros años no hablamos con el gobierno (...) Luego intentamos hablar con el ministro de Trabajo de la época, pero él no quería saber nada (...) Frustrados con la falta de progresos, presentamos una denuncia ante la Organización internacional del Trabajo (OIT) en 2016 y, cuando el gobierno decidió negociar, lo hizo de buena fe (...) Hemos negociado leyes. No es todo lo que hubiéramos querido ver en un sistema industrial maduro, pero son unas bases claves para la protección de los derechos de los trabajadores".

P: Los datos sobre el número de muertos en las obras relacionadas con el Mundial son contradictorios. ¿Cuáles son?

R: "Las investigaciones de la OIT muestran que hubo 50 muertos y un poco más de 500 heridos graves en 2020. Son esas cifras las que son exactas y no el total de 6.000 y algo muertos (entre finales de 2010 y principios de 2021, según varios medios). Sin los cambios que hemos visto habría habido miles de muertos (...) No me invento nada. Ha sido todo un cambio radical en diez años (...) ¿Si hacen falta más cambios? Totalmente, pero (Catar) merece tener crédito al respecto".

P: ¿Qué piensa de un boicot al Mundial?

R: "Es un poco desolador porque (los que llaman a un boicot) son gente de bien, que toman posición ante los ataques a los derechos humanos, pero no nos escuchan cuando decimos que ha habido progresos increíbles. La aplicación de estos progresos sigue siendo un reto para el gobierno catarí, para la OIT y también para nosotros, pero existen leyes. Nuestro mensaje a los aficionados es el siguiente: id al Mundial y vedlo vosotros mismos. Si se ve algo preocupante, señaladlo. Y ayudadnos luego a presionar a los otros Estados del Golfo para que se adapten a los mismos estándares".

P: ¿Qué le queda a Catar por alcanzar en lo referente a los derechos de los trabajadores migrantes?

R: "Esperamos un aumento del salario mínimo en los próximos meses. Los empleadores que no pagan el salario previsto a tiempo son ahora sancionados (...) y el gobierno va a anunciar sanciones más duras contra los que no respetan la ley y denuncian como trabajadores ausentes a los que cambian de trabajo (...) La vigilancia de la protección a los trabajadores será acentuada durante el Mundial y habrá una nueva directiva sobre el tiempo de trabajo, para evitar la explotación (...) Queda mucho por hacer con los empleados domésticos. El gobierno está decidido a protegerles mejor y será un tema importante el próximo año".




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos