Desde Dubái (AFP)

Los frutos de la normalización de relaciones entre Israel y Emiratos un año después

Ha pasado un año desde que Israel y Emiratos Árabes Unidos normalizaron sus relaciones mediante un acuerdo negociado por Estados Unidos, que ha dado lugar a una serie de acuerdos que van desde el turismo y la aviación hasta la tecnología punta.

Israel, diplomacy
Foto de archivo del 15 de septiembre de 2020 en Washington, con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu; el presidente estadounidense, Donald Trump, el ministro de Exteriores de Baréin, Abdulatif al-Zayani, y su homólogo de Emiratos Árabes Unidos, Abdulá bin Zayed Al-Nahyan - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Ha pasado un año desde que Israel y Emiratos Árabes Unidos normalizaron sus relaciones mediante un acuerdo negociado por Estados Unidos, que ha dado lugar a una serie de acuerdos que van desde el turismo y la aviación hasta la tecnología punta.

El 15 de septiembre de 2020, Emiratos se convirtió en el primer país del Golfo en establecer relaciones formales con Israel, y el tercer país árabe en hacerlo después de Egipto, en 1979, y Jordania, en 1994.

Baréin firmó el mismo día y posteriormente Sudán y Marruecos se unieron a los Acuerdos de Abraham, negociados por Washington, para normalizar las relaciones con Israel.

Estos son algunos aspectos clave del acuerdo histórico.

noticia
El israelí Erel Margalit, fundador de la empresa Jerusalem Venture Partners, en Dubái, el 27 de octubre de 2020 (AFP/AFP/Archivos)

- ¿Cuáles son los beneficios económicos? -

Emiratos e Israel quieren maximizar los beneficios económicos de la normalización, especialmente Dubái, que quiere expandir sus sectores de turismo y tecnología.

Las dos partes abrieron embajadas en el otro país y firmaron una plétora de acuerdos comerciales.

Desde el año pasado, varias compañías israelíes en inteligencia artificial, tecnología financiera y agricultura se han instalado en Emiratos.

El intercambio entre los dos países, cuyas economías se vieron golpeadas por la pandemia del coronavirus, alcanzó 500 millones de dólares en agosto, sin incluir inversiones, gracias a acuerdos en turismo, aviación y servicios financieros.

Por su parte, Estados Unidos, firme aliado de Israel, aprobó la venta de aviones de combate F-35 a Emiratos por 23.000 millones de dólares después de que Dubái reconociera a Israel.

"El principal beneficio para Emiratos ha sido económico", dijo a AFP Elham Fakhro, analista del International Crisis Group.

"El turismo, los intercambios culturales, acuerdos de ciberseguridad e intercambios diplomáticos han beneficiado a ambos estados", agregó.

Según el consulado israelí en Dubái, casi 200.000 israelíes han visitado Emiratos desde el establecimiento de relaciones.

- ¿Qué hará Arabia Saudita? -

Arabia Saudita, una potencia en el Golfo, ha insistido en que mantendría su política de no establecer vínculos formales con Israel hasta que se resuelva el conflicto con los palestinos.

Pero la preocupación mutua sobre Irán ha acercado gradualmente a Israel con los países árabes del Golfo, y Riad lleva años construyendo relaciones con Israel.

Tras el acuerdo Emiratos Árabes Unidos-Israel, Arabia Saudita algunos sobrevuelos desde Israel, pero los analistas afirman que la normalización entre ambos no está a la vista.

"Riad no parece inclinado a normalizar formalmente las relaciones con Israel bajo el rey Salmán", comentó a AFP Hugh Lovatt, del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores.

"Pero está claro que los dos países ya tienen un nivel importante de diálogo político y de seguridad", agregó.

Y según Fakhro, si Arabia Saudita normaliza las relaciones, será "bajo sus propios términos (...) y cálculos internos".

- ¿Y los palestinos? -

Palestinos críticos con el acuerdo dijeron que cualquier normalización con Israel legitima la ocupación de los territorios palestinos.

Según los emiratíes, Israel accedió a suspender la anexión de los territorios ocupados de Cisjordania, aunque el entonces primer ministro, Benjamin Netanyahu, aclaró que el plan no estaba descartado a largo plazo.

En mayo, los nuevos aliados de Israel se encontraron en una situación compleja, al emitir declaraciones de condena a la escalada de violencia entre Israel y los palestinos.

La violencia en Jerusalén, en particular en la Explanada de las Mezquitas, fue la peor desde 2017 y estuvo alimentada por los intentos de colonos judíos de ocupar casas palestinas.

Pero según analistas, los enfrentamientos no afectaron los acuerdos de normalización y Fakhro sostuvo que los acuerdos "nunca fueron sobre los palestinos".

Para Lovatt, los acuerdos de normalización con Emiratos y Baréin nunca estuvieron en peligro.

"Se basan en importantes intereses bilaterales que en realidad no tienen nada que ver con el tema palestino", indicó.

"Estos eventos más bien demuestran lo robustas que son estas relaciones", agregó Lovatt.





Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos