Desde Santiago (AFP)

La oposición lleva la ley de aborto en Chile a Tribunal Constitucional

Legisladores de la oposición presentaron este miércoles un requerimiento para que el Tribunal Constitucional (TC) revise la ley de aborto terapéutico, que esta jornada se jugaba horas claves en el Congreso.

Chile, aborto, parlamento, medicina
Activistas participan de una manifestación en favor del aborto sin causales, el 25 de julio de 2017 en Santiago - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Legisladores de la oposición presentaron este miércoles un requerimiento para que el Tribunal Constitucional (TC) revise la ley de aborto terapéutico, que esta jornada se jugaba horas claves en el Congreso.

Impulsada por el gobierno de la socialista Michelle Bachelet para despenalizar el aborto en caso de violación, riesgo de vida para la madre o inviabilidad fetal, la normativa no puede ser promulgada antes del pronunciamiento del TC.

"Once senadores presentamos este requerimiento ante el TC amparados en que el derecho a la vida está consagrado" en la Constitución, señaló el senador Francisco Chahuán, de la ultra conservadora Unión Demócrata Independiente (UDI).

"Esta es sin lugar a dudas la causa más importante que ha tenido el TC en su historia", agregó el legislador.

noticia
El aborto en América Latina (AFP/AFP)

En paralelo, la Cámara de Diputados despachó el proyecto de ley tras la conformación de una comisión mixta, conformada al no lograrse hace dos semanas el quorum necesario para la aprobación de las enmiendas introducidas por el Senado. Por la tarde, la Cámara alta debía volver a votar el proyecto antes de su despacho definitivo.

La falta de quoroum significó un duro revés para el gobierno de Bachelet, que busca sacar a Chile de la corta lista de países donde la interrupción del embarazo no está permitida en ninguna circunstancia.

Conformado por 10 miembros designados políticamente, el TC actúa en la práctica como una tercera Cámara. El gobierno busca acelerar la revisión ante este tribunal, ya que a fines de agosto su presidente cambia por otro más afín a la oposición derechista.

En caso de paridad, el voto de su nuevo presidente ?con un perfil muy conservador y contrario al aborto- podría ser decisivo en el futuro de este proyecto para legalizar el aborto terapéutico y en caso de violación, respaldado por el 70% de la población chilena, según sondeos.

Desde 1931 y por más de 50 años, el aborto estuvo permitido en Chile en casos de peligro para la madre o inviabilidad del feto, pero poco antes de dejar el poder, el exdictador Augusto Pinochet (1973-1990) lo prohibió.




Te puede interesar