Desde Bruselas (AFP)

La justicia europea no descarta la posibilidad de encarcelar a responsables de contaminación en Alemania

La justicia europea no descartó el jueves la posibilidad de imponer penas de prisión a los responsables políticos bávaros que no remediaron la contaminación atmosférica, subrayando al mismo tiempo que esto requería una ley precisa y el respeto del principio de proporcionalidad.

Alemania, UE, automóvil, medioambiente, juicio, contaminación
El tráfico en una autopista de la ciudad alemana de Múnich el 7 de noviembre de 2017 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

La justicia europea no descartó el jueves la posibilidad de imponer penas de prisión a los responsables políticos bávaros que no remediaron la contaminación atmosférica, subrayando al mismo tiempo que esto requería una ley precisa y el respeto del principio de proporcionalidad.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) considera que, en última instancia, la justicia alemana deberá determinar si se cumplen estas condiciones para decidir las penas impuestas.

"Imponer un arresto coercitivo a responsables del Estado Federado de Baviera para conminarlos a adoptar medidas de descontaminación del aire ambiente en Múnich (como una prohibición de circulación de ciertos vehículos diésel) sólo es posible si existe una base legal para ello en el Derecho nacional que sea suficientemente accesible, precisa y previsible en su aplicación y si esta medida coercitiva resulta proporcionada", explica el tribunal en un comunicado de prensa.

En sus conclusiones, el abogado general del TJUE alegó que en Alemania no parecía existir tal legislación en relación con funcionarios públicos.

El TJUE fue solicitado por el Tribunal Administrativo de Baviera (sureste de Alemania) que se preguntaba si era oportuno imponer penas de prisión para garantizar la aplicación de una decisión judicial.



En este caso, la imposición de multas coercitivas no es coercitiva, ya que el pago de las multas corresponde de hecho a las cajas del estado federado de Baviera y, por lo tanto, no entraña pérdidas para la administración.

El caso remonta a una denuncia presentada en 2012 por una oenegé medioambiental alemana, Deutsche Umwelthilfe (DUH). Baviera fue condenada tres veces en este caso, en particular en 2017, al pago de una multa coercitiva de 4.000 euros, que absolvió.

Pero ante la constante negativa del estado federado a cumplir las órdenes, Deutsche Umwelthilfe interpuso un nuevo recurso solicitando no sólo una nueva multa coercitiva, sino también el encarcelamiento de la ministra regional de Medio Ambiente, incluso del ministro presidente.

El Tribunal de Justicia considera que corresponde al tribunal bávaro pronunciarse sobre "la coacción por cuerpo", pero para ello "debe existir, en el derecho interno, una base jurídica suficientemente accesible, precisa y previsible".

Por otra parte, subraya la sentencia, sólo se puede imponer una pena de prisión "cuando no exista ninguna medida menos restrictiva", como, por ejemplo, multas coercitivas de gran cuantía, repetidas, cuyo pago no beneficiaría al presupuesto del estado federado.

#Alemania #Ue #Automóvil #Medioambiente #Juicio #Contaminación


Te puede interesar


Quantcast