Desde Londres (AFP)

La justicia británica se pronuncia contra la ampliación del aeropuerto de Heathrow

La justicia británica se pronunció el jueves contra la ampliación del aeropuerto londinense de Heathrow, el más frecuentado de Europa, dando la razón a los ecologistas que denunciaron el proyecto por su impacto medioambiental.

GB, medioambiente, justicia, aviación
Un avión de la compañía British Airways pasa sobre unas viviendas antes de aterrizar en el aeropuerto de Heathrow, el 18 de febrero del año 2015 al oeste de Londres - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

La justicia británica se pronunció el jueves contra la ampliación del aeropuerto londinense de Heathrow, el más frecuentado de Europa, dando la razón a los ecologistas que denunciaron el proyecto por su impacto medioambiental.

La expansión del principal aeropuerto de Europa está en el punto de mira de grupos de activistas, entre ellos el alcalde laborista de Londres, Sadiq Khan, que denuncian el aumento de la contaminación y las molestias acústicas que supondría.

También subrayan que un mayor tráfico aeroportuario incrementaría las emisiones de gases con efecto invernadero cuando el Reino Unido se comprometió por ley a alcanzar la neutralidad de carbono en 2050.

El jueves, un tribunal de apelación de Londres le dio la razón al considerar que el anterior gobierno conservador, quien aprobó la extensión en 2018, debería haber tenido en cuenta las disposiciones internacionales acordadas en 2015 en la COP de París para luchar contra el cambio climático.

Según el juez Keith Lindblom, "el ministro (de Transportes) debería haber tenido en cuenta el Acuerdo de París (...) y debería haber explicado cómo lo tomó en consideración, pero no lo hizo".

"¡Hemos ganado!", se congratuló Khan, que apoyaba la demanda rechazada en primera instancia en 2019. El mismo grito lanzaron los activistas reunidos a la puerta del tribunal.

- 130 millones de pasajeros anuales -

La ampliación consiste en la construcción de una tercera pista que debe permitir al aeropuerto, situado al oeste de la capital británica, recibir 130 millones de pasajeros por año frente a los 78 millones actuales.

Se estima que solo su primera fase cueste 14.000 millones de libras (16.472 millones de euros, 18.020 millones de dólares).

Estaba previsto que las obras de ampliación comenzasen en 2022 y durasen cuatro años y que el proyecto fuese financiado por el consorcio de inversores propietarios del aeropuerto, que incluye a fondos soberanos de China, Singapur y Qatar.



Los responsables de Heathrow anunciaron que recurrirá esta decisión ante el Tribunal Supremo.

"Creemos que podemos ganar" y "mientras tanto trabajaremos con el gobierno para encontrar una solución al problema planteado por el tribunal", afirmó un portavoz, consciente de que el ejecutivo de Boris Johnson tiene ahora la palabra.

En opinión de John Sauven, de la oenegé Greenpeace, que participa en la demanda junto a varios distritos municipales de la capital británica, "la tercera pista ya estaba en entredicho, en lo que respecta a sus costes, el ruido y la contaminación del aire" y ahora "el aeropuerto tiene un obstáculo demasiado importante para superarlo".

- Johnson tiene la palabra -

El gobierno de Johnson debería ahora definirse sobre el proyecto y el fallo judicial podría convenir al primer ministro y exalcalde de Londres, que nunca ha ocultado su oposición a esta ampliación.

El líder conservador llegó a decir en el pasado que no dudaría en interponerse en el camino de las excavadoras para impedir la construcción de la pista.

Y en diciembre, expresó "dudas" sobre la capacidad de los promotores para preservar la calidad del aire y limitar la contaminación acústica.

"El gobierno tiene ahora una opción, puede ponerse del lado correcto de la historia y abandonar los planes de una tercera pista o repetir los errores y equivocaciones de los anteriores primeros ministros", afirmo Khan.

"Llevamos muchos años esperando este día", dijo Sauven a la AFP. "Este es el año en que el primer ministro tiene que mostrar liderazgo sobre la emergencia climática a la que nos enfrentamos", agregó, recordando que el Reino Unido organizará la COP26 en noviembre en la ciudad escocesa de Glasgow.

"Anular la tercera pista mandaría un mensaje realmente potente al resto del mundo", consideró.

#Gb #Medioambiente #Justicia #Aviación


Te puede interesar


Quantcast