Desde Washington (AFP)

La FED se enfrenta a muchas incertidumbres en su reunión monetaria

La Reserva Federal estadounidense (FED) abre este martes su reunión monetaria obligada a analizar con prudencia las tasas de interés debido a los volátiles mercados, los problemas de China y Estados Unidos y la caída del crudo.

EEUU, economía, préstamos, inflación, energía, finanzas, macroeconomía, tasas
La presidenta de la Reserva Federal estadounidense (FED), Janet Yellen, habla sobre el incremento de la tasa de interés el 16 de diciembre de 2015 en Washington - AFP/AFP
Anterior Siguiente

La Reserva Federal estadounidense (FED) abre este martes su reunión monetaria obligada a analizar con prudencia las tasas de interés debido a los volátiles mercados, los problemas de China y Estados Unidos y la caída del crudo.

El Comité Monetario de la FED (FOMC) se pronunciará a las 19H00 GMT el miércoles, al concluirse una reunión de dos días sin rueda de prensa con la presidenta de la institución, Janet Yellen.

"La volatilidad de los mercados le permite (a la FED) tomar una pausa", tras la primera alza de tasas de interés en casi diez años, que se inició en diciembre, estimó Randall Kroszner, profesor de economía de la Universidad de Chicago. Según Kroszner, el ritmo de contracción monetaria será "mucho más suave" con "no más de dos, hasta incluso no más de una" alza de las tasas directivas durante 2016, evaluó en el canal de televisión CNBC.

Hace tan solo dos semanas, el vicepresidente de la FED, Stanley Fischer, había declarado que era probable que se decidan "tres o cuatro alzas" de las tasas de interés a lo largo del año.

William Dudley, presidente de la FED de Nueva York, también había asegurado que la situación económica en Estados Unidos "apenas (había) cambiado" desde el alza de las tasas el 16 de diciembre, lo cual indicaría que se mantendría la política anunciada.

Sin embargo, desde entonces, los mercados han estado extremadamente volátiles, con Wall Street cerrando a la baja una decena de veces y antes de repuntar el viernes, el precio del petróleo sufrió una caída de un 15%.

Lo que es peor, se espera que las cifras del crecimiento estadounidense del último trimestre de 2015 sean decepcionantes. "El débil crecimiento en el cuarto trimestre ha despertado preocupaciones sobre una recesión y ha contribuido al severo deterioro del humor del mercado desde fin de año", indicaron los analistas de Barclays Research. Estos no prevén más que un 0,5% de ritmo de crecimiento anual entre octubre y diciembre, en vez de un 2% durante el tercer trimestre. La cifra se publicará el próximo viernes, dos días después de la reunión de la FED.

- ¿Marzo también sin alza de tasas? -

Las expectativas sobre la inflación, que siguen afectadas por los bajos precios energéticos y el refuerzo del dólar, contribuyen a las vacilaciones de algunos miembros de la FED.

James Bullard, de la FED de San Luis y nuevo miembro con derecho de voto en el FOMC, estimó que el aumento de la inflación "llevará más tiempo de lo previsto".

¿Será posible que la bajada continua de los precios energéticos desarticule los planes de la FED? "Nos equivocamos" sobre la numerosas ventajas que traería la bajada del precio del crudo, reconoció John Williams, de la FED de San Francisco.

El impacto que tuvo en los estados productores de petróleo del país fue negativo y todavía no se ha notado ningún efecto en los gastos de los consumidores.

En estas condiciones, se podría descartar un alza de las tasas directivas el miércoles y para muchos analistas una suboda en marzo también parece cada vez menos probable.

Según Paul Ashworth, de Capital Economics, las dudas acerca de la inflación "son la principal razón por la cual podríamos ver que la FED mantenga intactas las tasas en marzo". Los economistas de Nomura Global Economics creen, por su parte, "que junio es la fecha más probable" para la próxima alza.

Para Angel Ubide, del centro Peterson Institute for International Economics, el Comité Monetario de la FED intentará conservar todas sus opciones abiertas el miércoles. Probablemente, el FOMC insistirá en que el curso de su política monetaria dependerá de las cifras. "Por supuesto que no van a subir las tasas en enero, pero creo que no van a cerrar las puertas a un alza en marzo", evaluó para la AFP este economista, sobre todo si las estadísticas sobre el empleo siguen tan fuertes como en diciembre.

En Europa, donde la recuperación económica parece aún más difícil, el presidente del Banco central Europeo, Mario Draghi, admitió que las diferencias en política monetaria entre estos dos bancos centrales durarían "un tiempo". Draghi prometió nuevos estímulos monetarios, al contrario que la FED, que anunció una vía de contracción del crédito.

En la primera reunión del año del Comité Monetario, participaran cuatro nuevos miembros, que tienen un perfil parecido a los cuatro a los que reemplazaron.




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos