Desde Milán (AFP)

La comunidad china en Italia vive una situación "muy difícil" económica y socialmente

Los chinos de Italia se han convertido en chivos expiatorios fáciles y viven "una situación muy difícil" por el brote de coronavirus, reconoce una de las figuras más respetadas de esa comunidad, Francesco Wu.

salud, Italia, China, virus, epidemia, economía
El político italiano Matteo Mauri (c), del Partido Democrático, con el responsable de la confederación de comerciantes Confcommercio de Milán, Francesco Wu (drcha), el 2 de febrero de 2020 en el barrio Chinatown de la ciudad - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Los chinos de Italia se han convertido en chivos expiatorios fáciles y viven "una situación muy difícil" por el brote de coronavirus, reconoce una de las figuras más respetadas de esa comunidad, Francesco Wu.

P: Usted es miembro de la Asociación de Empresarios China/Italia y responsable de la confederación de comerciantes Confcommercio de Milán. ¿Cuál es el ambiente en la comunidad ítalo-china?

R: Ha habido decenas de casos de agresiones contra ítalo-chinos en todo el país en las últimas semanas. La comunidad de la península, formada por unas 300.000 personas, sin contar los 30.000 estudiantes y turistas, está atravesando una situación muy difícil tanto desde un punto de vista económico como por la discriminación. El problema existía ya antes, pero hoy en día vivimos una exasperación. Este tipo de crisis saca lo peor del ser humano. Los italianos hoy están siendo discriminados en el extranjero. Y en Italia, la gente que antes no se molestaba con los chinos, de repente los ven como propagadores del virus.

P: ¿Los lazos entre Italia y China siguen siendo muy fuertes?



R: Me gustaría hablar con hechos. Las empresas y ciudadanos ítalo-chinos, particularmente en el norte de la península, forman parte del tejido económico italiano. El comercio entre los dos países supera los 40.000 millones de euros. Y los ciudadanos chinos que viven aquí, con o sin nacionalidad italiana, gastan su dinero aquí, pagan impuestos aquí e invierten aquí. Yo vivo aquí desde hace treinta años, y me siento ciudadano de este país.

P: En Milán, la mayoría de los comerciantes de "Chinatown" cerraron sus puertas hace unos días, cuando estalló la crisis del coronavirus.

R : Sí, la gente quiso cerrar. Estamos muy confusos, somos tan chinos como italianos. Estábamos divididos entre las medidas extremadamente duras tomadas en China y las medidas más flexibles tomadas en Italia. En cualquier caso, la situación no era sostenible económicamente, las tiendas estaban desiertas y la facturación se desplomó. Con el anuncio de las primeras muertes en Italia, todos buscaban al paciente cero, al que había infectado a los demás, y todos apuntaban hacia un chino. Sin embargo, ningún ítalo-chino resultó contagiado. Irónicamente las tiendas chinas cerraron por temor a ser infectadas por un cliente italiano. La comunidad ha tomado sus precauciones y evita ser instrumentalizada. Muchos han decidido cerrar sus tiendas por un sentido de responsabilidad y de solidaridad de cara al momento difícil que atraviesa la ciudad de Milán. Pero todo sigue siendo muy confuso. No sabemos cuándo volveremos a abrir, será cuando la situación mejore".

#Salud #Italia #China #Virus #Epidemia #Economía


Te puede interesar



Quantcast