Desde Luxemburgo (AFP)

Grecia y sus acreedores, a la búsqueda de un acuerdo para evitar otra crisis

Grecia y sus acreedores intentarán este jueves dejar atrás meses de diferencias sobre la elevada deuda griega, alcanzando un acuerdo que desbloquee un nuevo tramo de ayuda al país y aleje una nueva crisis del bloque.

UE, Grecia, deuda, finanzas, economía, FMI
El primer ministro griego, Alexis Tsipras (izq), estrecha la mano con el ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, en Atenas el 12 de junio de 2017 - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Grecia y sus acreedores intentarán este jueves dejar atrás meses de diferencias sobre la elevada deuda griega, alcanzando un acuerdo que desbloquee un nuevo tramo de ayuda al país y aleje una nueva crisis del bloque.

"Llegaremos el jueves, ya lo verán", prometió el martes el influyente ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, en un evento organizado por Bloomberg en Berlín, si bien Atenas ya advirtió con un posible veto.

La manzana de la discordia es la elevada deuda helena, que tras siete años de rescates a cambio de duras reformas alcanza el 179% de su PIB y de la que Atenas espera obtener un alivio de sus acreedores que allane su regreso a los mercados.

Para el Fondo Monetario Internacional (FMI), reducir la "insostenible" deuda griega es una necesidad, así como una condición para participar en el tercer rescate financiero al país heleno que obtuvo créditos por 86.000 millones de euros.

noticia
Pensionistas del centro y norte de Grecia manifestándose en Tesalónica contra los recortes de sus pensiones, el 13 de junio de 2017 (AFP/AFP)

Pero Alemania, el principal acreedor de Atenas, no quiere hablar de ello sobre la deuda, y exige además que el FMI participe en el rescate que obtuvo Atenas en julio de 2015, al cabo de arduas negociaciones que llevaron a la zona euro al borde del abismo.

Los 19 ministros de Finanzas de la zona euro, que se reúnen este jueves en Luxemburgo, deben dirimir la cuestión, junto a la directora gerente del FMI, Christine Lagarde.

"Si Schäuble no cambia de posición, y por el momento no hubo señales en ese sentido, no habrá una solución en el Eurogrupo", advirtió a la AFP una fuente gubernamental griega. Atenas no quiere un nuevo desembolso de ayuda sin compromisos sobre su deuda.

- "¡No juguemos con fuego!" -

El tiempo apremia. Grecia necesita el desbloqueo de nuevos fondos para poder devolver unos 7.000 millones de euros a sus acreedores en julio, y estos últimos quieren evitar una nueva crisis, como la de julio de 2015, que casi termina con un 'Grexit', la salida de este país del sur de Europa de la zona euro.



"¡No juguemos con fuego!", reiteró en varias ocasiones en los últimos días el comisario europeo de Asuntos Financieros, Pierre Moscovici, para quien una falta de acuerdo "crearía un vacío y un problema", en declaraciones al rotativo galo Le Parisien.

Para intentar lograr un acuerdo, la institución dirigida por Lagarde parece dispuesta a otorgar un "principio de acuerdo" a su participación en el plan de ayuda, aunque supeditaría su aporte económico a la adopción formal por parte de los europeos de un alivio.

Las discusiones sobre la deuda helena se postergarían así para más adelante, un escenario que satisface a Alemania pero que Grecia considera inaceptable, máxime cuando estima que los griegos ya cumplieron con su parte del trato.

Para el primer ministro griego, Alexis Tsipras, "Grecia llevó a cabo, en los últimos años, más reformas que el conjunto de países europeos juntos". "Esperamos que nuestros acreedores (...) respeten las reglas que ellos mismos escribieron", agregó en una tribuna en los diarios Le Monde y Die Welt.

- ¿Solución francesa? -

Tsipras sería más favorable a una posible solución planteada por el ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, quien tiene previsto proponer en el Eurogrupo vincular eventuales medidas de alivio de la deuda a los resultados económicos de Grecia.

Tras años de crisis, la economía de Grecia, cuya tasa de desempleo alcanzó en febrero el 23,2% según la oficina europea de estadísticas, podría crecer en 2017 un 2,1%, según las previsiones de mayo de la Comisión Europea, que rebajó en un 0,6% su anterior proyección.

Si el Eurogrupo no logra un acuerdo, Atenas tiene previsto llevar la cuestión de la deuda al máximo nivel, en paralelo a la cumbre de mandatarios prevista a finales de la próxima semana en Bruselas.

La cuestión griega se convertiría en un nuevo quebradero de cabeza para los líderes de la UE que tienen previsto abordar entonces las crisis más recientes del bloque, como la migratoria, el Brexit o los atentados terroristas.

#Ue #Grecia #Deuda #Finanzas #Economía #Fmi


Te puede interesar


Quantcast