Desde Sao Paulo (AFP)

Fiscalía brasileña denuncia a directivos de JBS por manipulación de mercado

La fiscalía brasileña acusó este martes a Joesley y Wesley Batista, los detenidos directivos del gigante de la carne JBS, de uso de información privilegiada y manipulación de mercado aprovechándose de su acuerdo judicial que originó una denuncia de corrupción contra el presidente Michel Temer.

Brasil, economía, mercados, investigación
Joesley Batista (D), uno de los dueños del frigorífico JBS, es transferido de Sao Paulo a Brasilia, bajo custodia de la Policía Federal, el 11 de septiembre de 2017 - AFP/AFP
Anterior Siguiente

La fiscalía brasileña acusó este martes a Joesley y Wesley Batista, los detenidos directivos del gigante de la carne JBS, de uso de información privilegiada y manipulación de mercado aprovechándose de su acuerdo judicial que originó una denuncia de corrupción contra el presidente Michel Temer.

Según el ministerio público, los hermanos Batista habrían ganado en mayo unos 100 millones de reales (unos 31,6 millones de dólares al cambio actual) en operaciones de compra de divisa estadounidense poco antes de que salieran a la luz pública los explosivos detalles de su delación premiada, que incluía un audio comprometedor de Temer grabado clandestinamente.

También habrían disminuido millonarias pérdidas financieras gracias a la venta anticipada de acciones de su empresa.

"Conocedores profundos del mundo de los negocios, los hermanos Batista sabían que su 'delación-bomba', que alcanzó el escalón más alto de la política nacional, tendría dos consecuencias: la caída de las acciones de JBS y la alza del dólar", indica el texto de Fiscalía.

El Ministerio Público afirma que los empresarios aprovecharon esto como ventaja y "como consecuencia, manipularon el mercado de acciones".

La dependencia pide una pena de entre 2 a 13 años de prisión para Joesley Batista, el autor de la grabación a Temer, y de 3 a 18 años para el que era el presidente de JBS, Wesley Batista.

Joesley Batista implicó a Temer en su acuerdo firmado con la justicia a cambio de inmunidad por sus propios ilícitos de corrupción, pero la Fiscalía argumentó que había ocultado información y fue encarcelado preventivamente en septiembre.

Su hermano Wesley fue arrestado poco después por presunto uso de información privilegiada en la Bolsa.

Las confesiones premiadas de los empresarios sustentaron la denuncia que el exfiscal general Rodrigo Janot hizo contra Temer, convirtiéndolo en el primer presidente en ejercicio de la historia de Brasil en ser denunciado por un crimen común.

La denuncia pudo haberle costado el mandato, pero fue bloqueada en agosto por la Cámara de Diputados, donde el presidente conservador tiene holgada mayoría.

En su delación, los Batista admitieron haber pagado millones de dólares de sobornos a por lo menos 1.900 políticos.




Te puede interesar