Desde Majuro (Islas Marshall) (AFP)

Exiliados nucleares del atolón de Bikini, amenazados por el cambio climático

Los nativos del atolón de Bikini, que hace casi 70 años fueron evacuados a islas cercanas debido a las pruebas nucleares estadounidenses en el Pacífico, están amenazados por la subida del nivel del mar y piden ayuda a Washington para su realojamiento.

Marshalls, Bikini, clima, nuclear, EEUU
Habitantes del atolón de Rongelap manifiestan contra los ensayos nucleares el 1 de marzo de 2014 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Los nativos del atolón de Bikini, que hace casi 70 años fueron evacuados a islas cercanas debido a las pruebas nucleares estadounidenses en el Pacífico, están amenazados por la subida del nivel del mar y piden ayuda a Washington para su realojamiento.

Desde hace décadas, los habitantes del atolón de Bikini viven en Ejit y Kili, otras dos islas del archipiélago de las Marshall.

Kili es inhóspita y no dispone de lago en el que poder pescar ni fondeadero seguro para sus embarcaciones.

Además, desde hace cuatro años, el calentamiento climático provoca inundaciones regulares en estas islas. Por eso el Consejo de Bikini pide ayuda a Estados Unidos para el realojamiento de los habitantes exiliados desde el comienzo de las pruebas nucleares, en 1946.

Estados Unidos llevó a cabo 24 ensayos nucleares en el atolón en los años 1950. En marzo de 1954 realizó la explosión de Castle Bravo, considerada mil veces más potente que la bomba atómica lanzada sobre Hiroshima.



"Quizá no tengamos más opción que ser relocalizados", declaró el alcalde de Bikini, Nishma Jamore. "El cambio climático es real. Lo notamos y lo experimentamos. No tendremos elección en el futuro", dijo.

El Consejo de Bikini adoptó el jueves dos resoluciones que piden al fondo de relocalización instaurado por Estados Unidos en 1982 ayuda para que los habitantes se establezcan fuera de las islas Marshall, una nación del oeste del Pacífico.

Muchos habitantes quieren ir a Estados Unidos pero el reglamento del fondo prohíbe sufragar gastos fuera de las islas Marshall.

Una de las resoluciones insiste en que la relocalización en Kili "sigue teniendo graves consecuencias psicológicas" para los habitantes. Kili y Ejit "se han visto inundadas por grandes olas grandes los últimos cinco meses, lo que ha contaminado los pozos de las dos islas", añade el texto.

Los nativos del atolón estiman que Estados Unidos tiene la responsabilidad moral de su bienestar y lo acusan de no haberse esforzado por sanear el lugar. "Debe limpiar Bikini de verdad", declaró el consejero Lani Kramer. "Aunque no volvamos, deben limpiarla", añadió.

#Marshalls #Bikini #Clima #Nuclear #Eeuu


Te puede interesar


Quantcast