Desde Buon Ma Thuot (Vietnam) (AFP)

En Vietnam los pelos de la cola de elefante se transforman en amuletos

En Vietnam, los pelos de elefante están en boga y se arrancan de las colas cercenadas para venderlos en forma de amuletos que se cree traerán felicidad y prosperidad a quien las lleve.

Vietnam, environnement, animaux, éléphants
Un comerciante sujeta una cola de elefante cortada, el 31 de agosto de 2018 en la provincia vietnamita de Dak Lak - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

En Vietnam, los pelos de elefante están en boga y se arrancan de las colas cercenadas para venderlos en forma de amuletos que se cree traerán felicidad y prosperidad a quien las lleve.

Al precio de 20 dólares por pelo, se trata de un comercio lucrativo y que inquieta a los conservacionistas de este país en el que también se venden ilicitamente cuernos de rinocerontes, escamas de pangolines, dientes de tigre o hasta bilis de oso.

En la aldea de Tri A, situada en las sierras boscosas del centro del país, una vendedora propone: "Voy a arrancar un pelo delante de ti para que estés seguro de que no es una imitación".

Vietnam cuenta únicamente con 80 animales en cautiverio y una centena aún en libertad.

noticia
Joyas de marfil decoradas con pelos de elefante un una tienda da la provincia Dak Lak, el 31 de agosto de 2018 (AFP/AFP)

De acuerdo con Dionne Slagter de la fundación Animals Asia, la mayoría de las colas de elefante llegan al país por contrabando desde los países vecinos o hasta de África.

"La cola es muy importante para su higiene corporal. Al arrancar los pelos que la cubren o al cortarles la cola, se discapacita a estos animales", explicó.

La deforestación y la caza furtiva han reducido drásticamente la población de paquidermos en Asia, en donde no quedan mas que alrededor de 40 a 50.000 ejemplares en libertad, de acuerdo con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés).



En la cercana Birmania se mata a estos animales por su piel para responder a la fuerte demanda de los consumidores chinos, quienes le atribuyen propiedades curativas contra el acné o el eccema.

Sin embargo, durante muchos siglos se veneraron a los elefantes en países como Tailandia, Laos y Camboya.

Las minorías étnicas M'nong y Ede de la provincia vietnamita de Dak Lak -apodada "el reino de los elefantes" por el gran número de manadas que solían vivir en sus selvas- aún guardan un profundo respeto a estos animales.

Según sus leyendas, encontrar un pelo de elefante puede traer suerte y prosperidad.

Pero, según Linh Nga Nie Kdam, especialista en la minoría Ede, el cortar sus pelos adrede nunca fue parte de su tradición.

"Amaban a los elefantes y los consideraban parte de su familia, por lo que nunca harían nada para lastimarlos", explicó.

#Vietnam #Environnement #Animaux #éléphants


Te puede interesar


Quantcast