Desde Accra (AFP)

En Ghana, las iglesias apuestan por lo digital para enfrentar la pandemia

Misa en línea, colecta mediante pago por móvil o funerales en 'streaming'. En Ghana, país de África occidental tan joven como religioso, la pandemia ha cambiado las prácticas de las iglesias, cada vez más numerosas en apostar por lo digital.

église, religion, internet, Ghana
Rezo y canto durante un programa de radio en la estación de Accra FM en Accra, Ghana, el 26 de abril de 2021 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Misa en línea, colecta mediante pago por móvil o funerales en 'streaming'. En Ghana, país de África occidental tan joven como religioso, la pandemia ha cambiado las prácticas de las iglesias, cada vez más numerosas en apostar por lo digital.

Ghana es uno de los países más fervientes del mundo, donde el 71% de la población es cristiana, en su mayoría pentecostales o evangélicos

"Seguimos estrictamente las consignas" contra la pandemia "pero el covid-19 ha afectado mucho a la asistencia a nuestra parroquia", se lamenta el reverendo Kofi Oduro Agyeman-Prempeh tras la misa del domingo en la iglesia Destiny de Adenta, en las afueras de Accra.

El país ha registrado oficialmente algo menos de 100.000 casos de coronavirus, y 779 fallecimientos.

noticia
Un sacerdote se dirige a sus fieles via internet, en Adenta en Ghana, el 18 de abril de 2021 (AFP/AFP/Archivos)

"Las cifras nacionales son bajas, pero el miedo a contagiarse sigue muy presente. Durante la misa, los fieles dudan antes de levantarse, de bailar y de cantar", explica.

Para tranquilizar a los fieles, el reverendo ha inscrito a su centro religioso en Asoriba, una aplicación que pone en relación a los fieles y a su iglesia. Unos 2.500 establecimientos están inscritos en esta plataforma.

Desde 2015, ésta propone a los pastores y reverendos instrumentos para organizar acontecimientos de la parroquia, controlar la asistencia a las misas y comunicar con los fieles. Desde la llegada del covid-19 en marzo de 2020, las inscripciones aumentaron un 30%.

"Es innegable que el futuro será digital, incluso el futuro en las prácticas religiosas", se felicita Saviour Kwaku Dzage, uno de los cofundadores de Asoriba.

A los fieles conectados, Asoriba les permite la posibilidad de ofrecer limosnas y contribuciones en línea.

"Incluso en tiempos de covid, la iglesia necesita dinero para desarrollarse y para ayudar a los más necesitados. Y como el dinero en efectivo es considerado un vector potencial de contagios, el pago en línea es la solución perfecta", explica el empresario.

- Funerales en directo -

Aunque la mayoría de los ghaneses no tiene acceso a internet, gran parte de la población tiene menos de 30 años y el índice de acceso digital se ha acelerado en los últimos años, pasando de 23,5% en 2015 a 55,6% en 2020.

Por eso, el reverendo Banister Tay, responsable de operaciones de la empresa de pompas fúnebres Transitions, no quiere dejar pasar la digitalización.

Antes de la llegada de la pandemia, los entierros ghaneses eran célebres en todo el mundo por sus fastuosas ceremonias, con música tradicional, cantos y danzas.

Pero los funerales, con la pandemia, han debido reducirse a lo mínimo, con un público limitado primero a 100, luego a 25.

"Era muy duro para nosotros" asegura Banister Tay. "Había que ofrecer una solución, para asistir a ellos de forma virtual".

Así, desde 2018, Transitions propone un servicio de 'streaming' para los entierros. Su mantra: "digitalizar la industria de los funerales".

"Cuando llegó el covid, ya partíamos con ventaja", afirma Banister Tay. "Antes de la pandemia, apenas 1% de nuestros clientes recurría a nuestros servicios de 'streaming', pero ahora son cerca del 90%", explica.

Durante el funeral, tres cámaras filman la ceremonia, mientras que una cuarta se halla en el exterior para captar imágenes de las llegadas.

Dos empleados de Transitions se encargan de gestionar las imágenes en directo y de colectar las donaciones enviadas en línea.

Banister Tay se declara optimista sobre el futuro y cree que los funerales en línea perdurarán después de que se levanten las restricciones contra la pandemia.

"Una parte importante de nuestra audiencia son miembros de la diáspora. Muchos ghaneses viven en el extranjero y no pueden regresar cada vez que pierden a un allegado. También para ellos hemos pensado en esta solución", dice.




Te puede interesar


Este sitio usa imágenes de Depositphotos