Desde París (AFP)

El traspaso de Neymar, un 'terremoto' en las redes sociales

Primicias, desmentidos y multitud de fotos y mensajes, el inminente traspaso de Neymar Jr al Paris Saint-Germain (PSG) se ha dejado notar especialmente en las redes sociales, donde periodistas y aficionados han seguido (y alimentado) este 'culebrón' planetario.

fbl, BRA, ESP, FRA, internet, medios
Sólo en el mes de julio, cerca de cuatro millones de mensajes relacionados con Neymar fueron publicados en las redes sociales, según un estudio realizado por la firma Visibrain, encargada de monitorizar los datos que arroja la Red - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Primicias, desmentidos y multitud de fotos y mensajes, el inminente traspaso de Neymar Jr al Paris Saint-Germain (PSG) se ha dejado notar especialmente en las redes sociales, donde periodistas y aficionados han seguido (y alimentado) este 'culebrón' planetario.

Solo en el mes de julio, cerca de cuatro millones de mensajes relacionados con Neymar fueron publicados en las redes sociales, según un estudio realizado por la firma Visibrain, encargada de monitorizar los datos que arroja la Red.

"Es una cifra enorme, como la que cosechó el 'Brexit' poco después de que se celebrase referéndum" en el Reino Unido, explica a la AFP Nicolas Vanderbiest, doctorando y especialista en redes sociales de la Universidad Católica de Louvain, Bélgica.

Uno de los primeros en avanzar la noticia del fichaje fue el periodista brasileño Marcelo Bechler, corresponsal en Barcelona de la cadena Esporte Interativo, que el 18 de julio escribió en Twitter que Neymar aceptaba la propuesta del PSG.

noticia
Los jugadores del Barça Neymar (izq) y Claudio Bravo se toman un selfi el 15 de mayo de 2016 en Barcelona (AFP/AFP/Archivos)

Dos días más tarde, su compatriota Thiago Silva, defensa del conjunto parisino, le dio a 'me gusta' en su cuenta de Instagram a un montaje fotográfico en el que se ve a "Ney" lucir la camiseta del PSG.

Al día siguiente, el propio delantero alimentó los rumores subiendo, también a Instagram (su red social favorita, en la que cuenta con 69 millones de seguidores), una foto donde aparece con aire pensativo, reflexionando. Imagen que se prestó a multitud de interpretaciones.

La instantánea recibió el 'me gusta' de dos millones de usuarios al tiempo que alimentó las esperanzas de los seguidores del PSG y enfadó a los del Barça, que en la misma red social le llamaron "traidor" o le respondieron con emoticonos de billetes de dinero.

El 23 de julio tiene lugar otro episodio: su -todavía- compañero de equipo, el español Gerard Piqué, sube a Twitter una foto en la que se ve a ambos jugadores abrazados y que acompaña con el mensaje "Se queda". La publicación es compartida por cerca de 150.000 internautas.

"Como con cualquier evento mundial, las redes sociales desempeñan un papel muy importante, porque permiten divulgar tanto información contrastada como rumores y generan multitud de comentarios, reacciones, bromas y fotomontajes, lo que acaba generando un 'tempo' mediático", continúa Nicolas Vanderbiest.



- Los clubes, los más discretos -

En este escenario, hasta los más importantes medios de comunicación están pendientes del Twitter de los jugadores.

"El problema para los periodistas es que las informaciones las recibimos a día de hoy más por Instagram, Facebook o Twitter que por la propia prensa. Las redes sociales se han convertido en el nuevo motor de la información", indica Vincent Rousselet-Blanc, periodista especializado en deporte y medios de comunicación.

Para un deportista "es mucho más fácil escribir un mensaje de 140 caracteres o publicar una foto, como Piqué y su famoso 'Se queda' o Neymar y su instantánea pensando, que responder a las preguntas de un periodista", agrega Nicolas Vanderbiest.

Además, para estrellas mundiales como el delantero brasileño, "la red social es su empresa, no su club", porque es ahí donde los futbolistas realizan sus labores de promoción, por las que reciben dinero de sus patrocinadores, y donde crean sus comunidades de seguidores.

Los clubes, por su parte, prefieren liberar información a cuentagotas. Para muestra, el caso del Barcelona. Solo cuando Neymar anunció a su entrenador y compañeros que dejaba la entidad (y tras intercambiar con Messi cariñosos mensajes de despedida en Instagram), el club hizo oficial la noticia con un comunicado.

Mientras que el PSG, nuevo destino del astro brasileño, se limitó a contestar "soon" (pronto) a uno de sus propios futbolistas, Thomas Meunier, que preguntó en Twitter cuándo llegaría Neymar a París.

En cualquier caso el conjunto parisino debería salir beneficiado del poder que Neymar ejerce sobre las redes sociales (el delantero cuenta en Instagram con ocho veces más seguidores que la entidad deportiva).

"Para un club como el PSG, la relación que Neymar tiene con las redes sociales es casi tan importante como su rendimiento deportivo. Hay mucho negocio por hacer teniendo en cuenta su gran número de fans", concluye Vincent Rousselet-Blanc.

#Fbl #Bra #Esp #Fra #Internet #Medios


Te puede interesar



Quantcast