Desde Brasilia (AFP)

El ministro de Hacienda de Brasil alimenta versiones sobre su salida

El ministro de Hacienda de Brasil, Joaquim Levy, alimentó este viernes las versiones de su salida del gobierno durante una rueda de prensa en la que repasó su gestión y dio a entender que se había cerrado un ciclo.

Brasil, economía, finanzas, ministerio, macroeconomía
El ministro de Haciendo brasileño Joaquim Levy el 18 de diciembre de 2015 en Brasilia - AFP/AFP
Anterior Siguiente

El ministro de Hacienda de Brasil, Joaquim Levy, alimentó este viernes las versiones de su salida del gobierno durante una rueda de prensa en la que repasó su gestión y dio a entender que se había cerrado un ciclo.

Las versiones de que Levy, un economista ortodoxo que trabajó en el FMI, ya habría acordado su desvinculación del gobierno izquierdista de Dilma Rousseff, y que ya le estarían buscando un sustituto, se sentían en la bolsa de Sao Paulo, que retrocedía 2,18% a 44.296 puntos poco después del mediodía.

"La mayor parte de la primera serie de cosas importantes (...) si no las terminamos, al menos las dejamos encaminadas", dijo durante un desayuno con periodistas en el ministerio que conduce.

"Eso nos da una cierta tranquilidad, aunque no necesariamente implica que vaya a haber una acción específica inmediata", añadió al ser consultado sobre si ya había planteado su salida del gobierno.

"La misión de un ministro de Hacienda nunca concluye", "hablen con los secretarios del ministerio que ellos siempre van a estar" o "todo tiene su riesgo", fueron algunas de las frases que eligió para evadir las decenas de preguntas sobre si permanecerá en su cargo.



Levy hizo un recorrido por su trabajo durante el 2015, año en que llegó al gobierno para impulsar un duro programa de ajuste para reencaminar la economía tras un largo ciclo en que Brasil creció poco o nada y que mostró que "algunas políticas ya se habían agotado".

Esa tarea enfrentó obstáculos de las fuerzas de la oposición y una resistencia pública del propio Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff. En el interín, la séptima economía del mundo entró en una espiral recesiva a partir del segundo trimestre.

"El ajuste no era un capricho, sino una necesidad de Brasil", dijo.

La crisis política agudizó el deterioro económico, sobre todo luego de que se abrió un proceso de impeachment contra la mandataria acusada de aprobar gastos sin autorización del Congreso y financiar al Tesoro con préstamos de entidades públicas, algo prohibido por la ley.

La economía de Brasil se contraerá 3,1% en 2015 y 1,9% en 2016, según datos del propio gobierno. De concretarse ese pronóstico, sería el primer bienio recesivo desde 1930-31.

#Brasil #Economía #Finanzas #Ministerio #Macroeconomía


Te puede interesar


Quantcast