Desde Roma (AFP)

El cocinero Marco se zambullirá en el río romano de Tíber el 1 de enero

Un cocinero de 52 años, Marco, que trabaja en un pequeño comercio de venta de hamburguesas, se prepara para zambullirse el 1 de enero en las frías y sombrías aguas del río Tíber, perpetuando una tradición romana.

tradición, Italia, AñoNuevo
El italiano Fois, de 52 años, posa frente al puente Cavour sobre el río Tíber en Roma el 20 de diciembre de 2014 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Un cocinero de 52 años, Marco, que trabaja en un pequeño comercio de venta de hamburguesas, se prepara para zambullirse el 1 de enero en las frías y sombrías aguas del río Tíber, perpetuando una tradición romana.

Es uno de los cuatro italianos que todos los años se lanzan al río el primer día del año desde el puente Cavour, al sonar el cañonazo de mediodía, bajo los gritos de la multitud congregada en las orillas.

"Es emocionante, aunque el agua está muy fría. Se trata de una gran tradición y estoy orgulloso de formar parte de ella", explicó a la AFP entre dos sesiones de entrenamiento para este salto de 15 metros.

Todas las noches prepara hamburguesas para los juerguistas en una barraca instalada cerca de las ruinas de los antiguos muros de la ciudad eterna.

Durante su tiempo libre se entrena en la piscina para perpetuar una tradición que data de 1946, cuando un salvavidas sin trabajo se zambulló desde el puente para mostrar lo que era capaz de hacer.

"Este será mi 15º clavado, y tengo intenciones de continuar todo el tiempo posible", explicó Marco Fois.

Al principio, el agua del río era mucho más limpia que en la actualidad. Pero Fois no está preocupado. "No está verdaderamente sucia. No es peligroso, sobre todo cuando se está acostumbrado, como me ocurre a mí", señaló.




Te puede interesar


Este sitio usa imágenes de Depositphotos