Desde Berlín (AFP)

El BCE mantiene en su nivel actual los préstamos de urgencia a los bancos griegos

El Banco Central Europeo (BCE) anunció este domingo que va a mantener en su nivel actual los préstamos de urgencia acordados para los bancos griegos, dejando así la puerta abierta a una solución que evite un derrumbe de la economía griega y su salida del euro.

UE, Grecia, economía, deuda, bancos, gobierno, moneda
Unos ciudadanos hacen fila para retirar dinero en efectivo de un cajero automático de una sucursal del Alpha Bank en el centro de Atenas el 28 de junio de 2015 - AFP/AFP
Anterior Siguiente

El Banco Central Europeo (BCE) anunció este domingo que va a mantener en su nivel actual los préstamos de urgencia acordados para los bancos griegos, dejando así la puerta abierta a una solución que evite un derrumbe de la economía griega y su salida del euro.

"Considerando las circunstancias actuales, el consejo de gobernadores decidió mantener el nivel de entrega de liquidez con carácter de urgencia para los bancos griegos decidida el viernes", señaló el emisor en un comunicado. Sin embargo, está "dispuesto a reconsiderar su decisión" en cualquier momento, añade el texto.

Según las informaciones divulgadas en Grecia, el techo de estos préstamos de urgencia, salvavidas de los bancos griegos y de toda la economía del país, se ha acercado a los 90.000 millones de euros en las últimas semanas.

El Consejo, cuyos 25 miembros se reunieron de urgencia durante la mañana tras el fracaso de las negociaciones entre Grecia y sus acreedores el sábado, "examina con atención la situación y sus potenciales implicaciones para su política monetaria", precisa el comunicado. Está "determinado a utilizar todos los instrumentos a su disposición en el marco de su mandato", añade.

noticia
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, pronuncia un discurso en el parlamento, en Atenas, el 28 de junio de 2015 (AFP/AFP)

La institución monetaria no parece dispuesta a desviarse de sus reglas, es decir, a financiar a la economía griega más allá de la expiración del plan de ayuda en curso, el martes 30 de junio.

Por su parte, el presidente del Banco Central de Grecia, Yanis Stournaras, prometió en esta jornada hacer todo lo posible para "asegurar la estabilidad financiera" de su país y evitar la quiebra de la economía griega, según anunció el BCE. "El Banco de Grecia, como miembro del Eurosistema, va a tomar todas las medidas necesarias para asegurar la estabilidad financiera de los ciudadanos griegos en estas circunstancias difíciles", indicó Stournaras, citado en el comunicado del BCE difundido tras la reunión de gobernadores de la institución.

Paralelamente, el gobierno griego convocó este domingo una reunión de urgencia del Consejo de Estabilidad Sistémica, en medio de una fuerte especulación sobre un control de capitales y crecientes signos de pánico bancario en el país, tras la ruptura de las negociaciones entre Atenas y sus acreedores. "A las 16H00 locales (13H00 GMT) el Consejo de Estabilidad Sistémica se reunirá en el ministerio de Finanzas", dijo ese ministerio en un comunicado.

Ese consejo, creado para hacer frente a situaciones de crisis financiera, está integrado por el ministro y viceministro de Finanzas, el gobernador del Banco de Grecia y el de la Comisión de Mercados.

El ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, dijo este domingo que la canciller alemana, Angela Merkel, "tiene la llave" para resolver la crisis griega, en una entrevista concedida al diario alemán Bild. "Los jefes de gobierno de la Unión Europea (UE) deben actuar. Y entre ellos (Merkel) tiene, en tanto que representante del país más importante, la llave en su mano. Espero que la utilice", dijo el ministro, asegurando que su gobierno está "abierto a nuevas propuestas" de los acreedores tras el fracaso de las negociaciones el sábado en Bruselas.



Los ministros de Finanzas de la zona euro rechazaron prolongar en una semana el programa de ayuda en curso, que expira el martes 30 de junio. El gobierno griego quiere organizar para el 5 de julio un referendo sobre la propuesta de sus acreedores (BCE, Fondo Monetario Internacional y Comisión Europea), que impone reformas y cortes presupuestales a cambio de un rescate, y recomienda votar "no".

Pero si las instituciones presentaran nuevas propuestas y éstas fueran "mucho mejores" que las del jueves, "podríamos en cualquier momento cambiar nuestra recomendación y proponer a los electores aceptarlas", dijo el ministro de Finanzas griego al popular diario alemán Bild en una entrevista que se publicará el lunes, pero de la cual se dieron a conocer este domingo algunos extractos.

El gobierno de Alexis Tsipras, llevado al poder por un mensaje antiausteridad, rechaza en particular una reforma de las jubilaciones reclamada por sus acreedores.

Los griegos, y en particular Varoufakis, con frecuencia han pasado la pelota a Merkel, dirigente de la primera economía europea, quien se ha integrado personalmente a las negociaciones en las últimas semanas, tratando directamente con Tsipras. Pero la canciller alemana quiere a toda costa evitar la implosión de la zona euro y de la UE, y también debe rendir cuentas a un electorado que quiere cada vez menos que se ayude a Grecia, que ya ha recibido 200.000 millones de euros de préstamos garantizados por sus socios europeos y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Por su parte, el ministerio alemán de Exteriores recomendó este domingo a sus ciudadanos que viajen a Grecia que "prevean llevar suficiente dinero en efectivo", ante el riesgo de un derrumbe bancario en este país. Berlín invita igualmente a los alemanes que viajen a Grecia, un destino de vacaciones muy habitual, a que "se mantengan informados sobre la evolución de la situación a través las recomendaciones de viaje del Ministerio y de la prensa".

También Holanda recomendó prudencia a sus ciudadanos y explicó que es "posible que sea difícil pagar con tarjeta de crédito" en Grecia. "Lleven suficiente dinero en efectivo para cubrir todos sus gastos hasta el regreso", sugiere el ministerio holandés de Exteriores en su portal de internet.

El temor a que los bancos griegos se queden sin liquidez ha provocado desde el sábado colas antes los cajeros automáticos en Grecia. El ritmo de las retiradas de dinero, que ya era intenso en los últimos días, se ha acelerado en las últimas horas en el país.

Tampoco se excluye un cierre de los bancos griegos el lunes, o la instauración de un control de capitales en el país para evitar una situación de pánico bancario.

#Ue #Grecia #Economía #Deuda #Bancos #Gobierno #Moneda


Te puede interesar


Quantcast