Desde Tokio (AFP)

Directivos de Nissan se reúnen para destituir a Carlos Ghosn

El consejo de administración del gigante automovilístico Nissan se reúne este jueves para destituir a su emblemático presidente Carlos Ghson, detenido en Tokio por presunta malversación, un declive hasta ahora inimaginable para el hombre que salvó al constructor japonés.

Japon, France, industrie, automobile, entreprises, dirigeants, direction, CA, enquête
La sede del constructor japonés Nissan, en Yokohama (Japón), el 20 de noviembre de 2018 - AFP/AFP
Anterior Siguiente

El consejo de administración del gigante automovilístico Nissan se reúne este jueves para destituir a su emblemático presidente Carlos Ghson, detenido en Tokio por presunta malversación, un declive hasta ahora inimaginable para el hombre que salvó al constructor japonés.

La reunión empezará previsiblemente a media tarde en la sede del grupo, en Yokohama (afueras de Tokio) y durará unas dos horas.

A puerta cerrada, seis hombres y una mujer decidirán la suerte del todopoderoso jefe del número uno mundial del automóvil Renault-Nissan-Mitsubishi Motors, cuyo camino se torció bruscamente cuando su avión aterrizó el lunes en Japón y fue arrestado.

Desde entonces, Ghosn ha guardado silencio y permanece en una celda de un centro de detención de Tokio.

noticia
El rostro del presidente de Nissan, Carlos Ghosn, en una pantalla grande en Tokio, el 20 de noviembre de 2018 (AFP/AFP)

Nissan, donde empezó a construir su imperio en 1999, se prepara para despedirlo retirándole el título de presidente del consejo de administración.

Según una fuente próxima a la dirección, cualquier otro escenario es improbable. "La propuesta no habría sido sometida a votación si hubiera habido la menor duda", declaró.

- A mano alzada -

Hiroto Saikawa, director ejecutivo del constructor desde abril de 2017, dirigirá los debates. La decisión se tomará después a mano alzada y cuatro votos bastarán para destituir a Ghosn.

En principio se nombrará a su sustituto interino, probablemente Saikawa, otrora mano derecha de Ghosn, contra quien dirigió duras críticas el lunes por la noche.

Al mismo tiempo, la fiscalía ofrecerá una rueda de prensa, mientras las revelaciones sobre los supuestos tejemanejes del magnate de 64 años no dejan de aflorar en los medios nipones.

Oficialmente, el franco-libano-brasileño está acusado de haber, con cómplices, "minimizado su retribución en cinco ocasiones entre junio de 2011 y junio de 2015", declarando al fisco unos ingresos de 4.900 millones de yenes (unos 37 millones de euros) en lugar de cerca de 10.000 millones de yenes.



Asimismo, es sospechoso de abuso de bienes sociales, según los resultados de la investigación interna realizada por Nissan en los últimos meses.

El miércoles, el tribunal de Tokio decidió prolongar diez días su detención para continuar con la investigación, aunque el arresto podría alargarse todavía más, según las reglas del sistema judicial japonés.

Por su parte, Mitsubishi Motors (MMC) prevé también "destituirlo rápidamente" en un consejo que se celebrará la próxima semana, según un portavoz de la empresa.

- ¿Una fusión? -

En Renault, de momento, prevalece la prudencia. El consejo de administración pidió a Nissan que "le transmita el conjunto de las informaciones que tenga en el marco de las investigaciones internas de las que sea objeto Ghosn".

Por el momento, el constructor francés nombró a Thierry Bolloré, número dos de la compañía, para tomar el relevo a Ghosn de forma interina.

Además, el ministro de Economía galo, Bruno Le Maire, prevé reunirse este jueves por la tarde con su homólogo japonés, Hiroshige Seko, para hablar sobre el mantenimiento de la asociación entre Renault y Nissan y Mitsubishi y de su "prolongación".

El Estado francés posee un 15% de Renault.

Y aunque desde Japón las voces que llegan buscan calmar la situación, la prensa local se ha hecho eco de declaraciones anónimas de responsables de Nissan que afirman que el grupo quiere revisar la estructura de la alianza, "una condición necesaria para que ésta continúe", según uno de ellos.

El objetivo sería revisar las participaciones cruzadas: Renault detenta el 43% de Nissan, pero el japonés, que supera a su aliado en volumen de negocio, no posee de éste más que el 15%, una situación que provoca malestar en el archipiélago desde hace tiempo.

Según el diario económico Nikkei, que cita a un directivo de Nissan, Carlos Ghosn perseguiría integrar los dos grupos y "sería posible que en primavera esté listo un plan concreto" al respecto, si bien Saikawa ha rechazado abiertamente esta fusión.

#Japon #France #Industrie #Automobile #Entreprises #Dirigeants #Direction #Ca #Enquête


Te puede interesar


Quantcast