Desde Copenhague (AFP)

Dinamarca cierra su investigación sobre el sabotaje del Nord Stream sin procesamientos

La policía danesa anunció este lunes que cerró su investigación del sabotaje de los gasoductos Nord Stream del mar Báltico, ocurrido en septiembre de 2022, alegando que no existen las bases necesarias para abrir un caso penal, una decisión que el Kremlin tachó de absurda.

Dinamarca,investigación,policía,petróleo,Rusia,Ucrania,conflicto,Alemania,Suecia
La fuga en el gasoducto Nord Stream 2, frente a la costa de la isla danesa de Bornholm, vista desde un avión de la Defensa de Dinamarca el 27 de septiembre de 2022 - AFP/Comando Defensa Dinamarca/AFP/Archivos
Anterior Siguiente
Síguenos en Google News

La policía danesa anunció este lunes que cerró su investigación del sabotaje de los gasoductos Nord Stream del mar Báltico, ocurrido en septiembre de 2022, alegando que no existen "las bases necesarias" para abrir un caso penal, una decisión que el Kremlin tachó de "absurda".

Además de Dinamarca, Alemania y Suecia abrieron también sendas investigaciones. La fiscalía sueca cerró su investigación a inicios de este mes, estimando que lo ocurrido no era de su jurisdicción, mientras que en Alemania las pesquisas siguen su curso.

"En base a la investigación, las autoridades pueden concluir que el sabotaje de los gasoductos fue intencional. Al mismo tiempo, estiman que no hay bases para proseguir una investigación penal en Dinamarca", escribió la policía danesa en un comunicado.

"Esta situación roza el absurdo. Por un lado, reconocen que se produjo un sabotaje deliberado, pero por otro, no avanzan", reaccionó ante la prensa el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Peskov también había calificado de "notable" la decisión de Suecia de cerrar su investigación.

"Será interesante ver con qué rigor abordarán esta investigación las autoridades alemanas", apostilló el vocero a principios de febrero.

El 26 de septiembre de 2022 se detectaron cuatro fugas en los gasoductos Nord Stream 1 y 2 frente a la isla danesa de Bornholm, que conectan Rusia con Alemania y están en medio de las tensiones geopolíticas desde el inicio de la guerra en Ucrania.

- Colaboración entre Alemania, Suecia y Dinamarca -

Ninguno de ellos estaba operativo cuando se produjeron las fugas. Moscú ya había dejado de suministrar gas a través del Nord Stream 1, por el diferendo que enfrenta a Rusia con los países europeos que apoyan a Ucrania. El Nord Stream 2 nunca se llegó a poner en marcha.

Las explosiones tuvieron legar cerca de la isla danesa de Bornholm pero "fuera de las aguas territoriales danesas", precisó la policía en su comunicado.

Dinamarca, Alemania y Suecia colaboraron durante la investigación, que describieron como "compleja y exhaustiva", en la que también participaron los servicios de inteligencia daneses, el PET.

"El PET continúa vigilando la evolución y la amenaza y, en colaboración con las autoridades competentes, está poniendo en marcha continuamente las medidas que considera necesarias para proteger las infraestructuras críticas de Dinamarca", recoge el comunicado.

Medios de investigación intentaron esclarecer los entresijos de una investigación técnicamente muy compleja, recurriendo a expediciones de reconstrucción, algunas con drones submarinos, expertos, exagentes secretos y siguiendo pistas desde Varsovia a Crimea, pasando por Moldavia.

Las investigaciones apuntaron hacia Ucrania, Rusia y Estados Unidos, pero los tres países negaron tajantemente estar implicados en esos incidentes.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, negó en varias ocasiones que su país pudiera estar involucrado. "Yo nunca haría eso", declaró el pasado junio al diario alemán Bild, añadiendo que le "gustaría ver pruebas" que le incriminen.

Muy dependiente del gas ruso antes de la guerra en Ucrania, Alemania tuvo que recurrir a otros proveedores, lo cual hizo que los precios de la energía en la primera economía de la UE se dispararan.




Este sitio usa imágenes de Depositphotos