Desde París (AFP)

Cumbre en Francia para sacar a África de la crisis de financiación

El presidente francés, Emmanuel Macron, reúne este martes a líderes africanos y europeos, así como a instituciones multilaterales, para tratar de encontrar soluciones a la crisis de financiación de África, que aspira a controlar su desarrollo y a salir de la trampa de la deuda.

África, Francia, deuda, pandemia, diplomacia, virus, salud
La cumbre tiene como objetivo cubrir un déficit de financiación de casi 300.000 millones de dólares provocado por la pandemia de covid-19 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

El presidente francés, Emmanuel Macron, reúne este martes a líderes africanos y europeos, así como a instituciones multilaterales, para tratar de encontrar soluciones a la crisis de financiación de África, que aspira a controlar su desarrollo y a salir de la trampa de la deuda.

La Cumbre sobre Financiación de las Economías Africanas se celebrará en el Grand Palais de París y, simultáneamente, por videoconferencia con una treintena de jefes de Estado y de gobierno y dirigentes de organizaciones internacionales.

La idea de esta conferencia surgió a finales del año pasado, cuando el Fondo Monetario Internacional (FMI) calculó que África podría sufrir un déficit de financiación ("financial gap") de 290.000 millones de dólares de aquí a 2023.

El crecimiento económico del continente, que experimentó el año pasado su primera recesión en 50 años (-2,1%), debería repuntar un 3,4% en 2021 y un 4% en 2022.

La moratoria sobre la deuda pública de abril de 2020 a iniciativa del Club de París y el G20 dieron un cierto respiro.

Y el G20 logró convencer a China, el mayor acreedor bilateral del continente, así como a los acreedores privados, para que participen en las futuras renegociaciones de la deuda.

Pero eso no será suficiente. "No podemos usar las recetas de ayer" cuando "estamos abandonando colectivamente a África a soluciones que se remontan a los años 1960", dijo Emmanuel Macron en abril, pidiendo un "New Deal para financiar África".

El jefe de Estado francés advirtió del riesgo de un efecto boomerang, con "reducción de oportunidades económicas", "migración forzada" y "expansión del terrorismo".

Por no hablar de la pandemia de covid-19. El continente solo registró 130.000 muertes, pero "solo una victoria total, que incluya plenamente a África, podrá superar esta pandemia", advirtieron 18 líderes africanos y europeos en un artículo publicado en la revista Jeune Afrique a mediados de abril.

Pidiendo una "moratoria inmediata de todas las deudas externas (...) hasta el final de la pandemia" y que se asegure la ayuda al desarrollo, también instaron al FMI a asignar Derechos Especiales de Giro (DEG) a los países africanos para proporcionarles "la liquidez esencial para comprar productos básicos y equipos médicos esenciales".

- Debate sobre las condiciones del FMI -

Aunque se ha aceptado el principio de una emisión de 650.000 millones de dólares en DEG, de los cuales 34.000 millones se destinarán a África, la cantidad se considera insuficiente, según la presidencia francesa, que sugiere que se venda el oro del FMI para conceder préstamos a interés cero a los países africanos.

Las condiciones establecidas por el FMI a cambio de su apoyo también siguen siendo objeto de debate.

El lunes, el presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, pidió al FMI que permitiera a los países africanos ampliar un poco más su déficit presupuestario.

Con más margen, podrían "afrontar mejor la pandemia" y "financiar los gastos urgentes de la lucha contra el terrorismo", argumentó, citando el ejemplo de su propio país, fronterizo con Burkina Faso y Malí.

Por su parte, Oxfam exige que el FMI y el Banco Mundial renuncien a "condicionantes fiscales injustas o regresivas en sus préstamos y programas".

Según la oenegé, la institución con sede en Washington ha exigido, por ejemplo, que Nigeria suba el IVA, lo que penaliza a los hogares más pobres.




Te puede interesar


Este sitio usa imágenes de Depositphotos