Desde Estrasburgo (Francia) (AFP)

Bruselas inicia sus trabajos de cara a un salario mínimo en la UE

La Comisión Europea lanzó este martes el proceso para instrumentar un salario mínimo en la Unión Europea (UE), un proyecto que permitiría al bloque luchar contra la competencia desleal en el mercado de trabajo y que enfrenta reticencias en algunos países.

UE, política, salarios, trabajo
Un debate en el Parlamento Europeo, en la ciudad francesa de Estrasburgo, el 14 de enero de 2020 - AFP/AFP
Anterior Siguiente

La Comisión Europea lanzó este martes el proceso para instrumentar un salario mínimo en la Unión Europea (UE), un proyecto que permitiría al bloque luchar contra la competencia desleal en el mercado de trabajo y que enfrenta reticencias en algunos países.

Actualmente, 22 de los 28 países de la UE disponen de un salario mínimo legal, que va desde los 286 euros en Bulgaria a los 2.071 en Luxemburgo, según la oficina europea de estadísticas Eurostat.

Dinamarca, Finlandia, Suecia, Austria, Italia y Chipre carecen de él, ya que funcionan por convenios colectivos.

La Comisión, consciente de la dificultad de lograr un consenso europeo, decidió consultar a los actores sociales antes de presentar cualquier propuesta.



"No se trata ni de fijar un salario mínimo europeo uniforme ni de obligar a los países a introducir un salario mínimo legal", precisó el vicepresidente de la Comisión, Valdis Dombrovskis, ante los eurodiputados en Estraburgo (noreste de Francia).

El objetivo del ejecutivo europeo es presentar un "instrumento jurídico para garantizar que los trabajadores ganen lo suficiente para satisfacer sus necesidades", agregó.

La forma de este instrumento sigue abierto. La Comisión no tiene las prerrogativas para legislar sobre salarios, un sector que compete a los gobiernos nacionales, algunos de los cuales expresaron sus reticencias.

Los países del Este se preocupan de un aumento demasiado rápido de los salarios que podría lastrar la competitividad. Y los países escandinavos temen que la intervención de Bruselas afecte a su modelo social basado en convenios colectivos.

#Ue #Política #Salarios #Trabajo


Te puede interesar


Quantcast