Desde La Paz (AFP)

Bolivia aprueba ley para construir polémica carretera en reserva ecológica

El Congreso boliviano, controlado por el oficialismo, aprobó el miércoles una ley que permitirá construir una carretera que atravesaría una reserva ecológica, pese al rechazo de nativos, que anunciaron protestas, y críticas de la influyente Iglesia católica.

Bolivia, política, indígenas, medioambiente
El entonces presidente interino de Bolivia y actual presidente del Senado, José Alberto Gonzales (C), muestra un documento después de promulgar una ley, el 5 de noviembre de 2015 en La Paz - AFP/Presidencia de Bolivia/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

El Congreso boliviano, controlado por el oficialismo, aprobó el miércoles una ley que permitirá construir una carretera que atravesaría una reserva ecológica, pese al rechazo de nativos, que anunciaron protestas, y críticas de la influyente Iglesia católica.

El presidente del Senado, Alberto Gonzales, comunicó la aprobación de la ley y pidió al gobierno que, para despejar temores, "todo cuanto se vaya a operar dentro del territorio se lo haga respetando la madre-tierra, respetando la condición de parque nacional".

La norma sancionada la noche del martes sobre el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) anula otra de 2011, aprobada por el mismo presidente Evo Morales, para preservar el lugar de más de un millón de hectáreas, en el centro del país, y donde habitan unos 50.000 nativos.

El oficialismo afirma que los propios aborígenes dieron su apoyo en cabildos populares en 2012, pero los nativos insisten en que ese proceso de diálogo fue manipulado.

La vía bosquejada por el gobierno tiene una extensión de 300 kilómetros, entre la región cocalera del Chapare (centro) y el departamento amazónico de Beni (noreste). Anteriormente el poder Ejecutivo habló de un costo estimado de unos 400 millones de dólares.

Los indígenas denuncian que la vía permitirá la invasión de cocaleros, aliados de Morales, en busca de nuevas zonas de cultivo. Bolivia es, después de Colombia y Perú, el tercer mayor productor mundial de hoja de coca, insumo clave para la cocaína.



En tanto, la influyente Iglesia católica manifestó sus críticas y los partidos opositores denunciaron que el gobierno actúa guiado por intereses económicos.

La Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) dijo en un comunicado que "una carretera que cruce este territorio representa una seria amenaza a la naturaleza, más que un progreso para los pueblos indígenas", tras el entredicho con el gobierno en la víspera sobre la vía caminera.

La oposición denunció en cambio que la ley permitirá la exploración hidrocarburífera, según el diputado Wilson Santamaría, quien aseguró que hay 22 concesiones petroleras en el parque.

Tres nativos, que comenzaron una huelga de hambre en la ciudad de Santa Cruz (este), anunciaron que los indígenas del parque resistirán por la fuerza que se afecte el medio ambiente.

Los indígenas del TIPNIS luchan desde la década del 90 por preservar su territorio y realizaron varias marchas a La Paz con ese fin y amenazan con reeditar una próxima.

El presidente Morales tiene previsto promulgar la ley el domingo.

#Bolivia #Política #Indígenas #Medioambiente


Te puede interesar


Quantcast