Desde Fráncfort (AFP)

BioNTech apuesta por una vacuna contra la malaria usando ARN mensajero

El laboratorio alemán BioNTech, que desarrolló una vacuna pionera contra el covid-19 junto a Pfizer, dijo el lunes que quería aplicar la prometedora tecnología del ARN mensajero a la malaria y que pondrá en marcha ensayos de una vacuna el año que viene.

Alemania, enfermedad, medicina, biotecnología, vacunas
El logotipo de BioNTech, en una nueva planta de la empresa para fabricar la vacuna contra el covid-19 situada en Marburgo, en el centro de Alemania, el 27 de marzo de 2021 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

El laboratorio alemán BioNTech, que desarrolló una vacuna pionera contra el covid-19 junto a Pfizer, dijo el lunes que quería aplicar la prometedora tecnología del ARN mensajero a la malaria y que pondrá en marcha ensayos de una vacuna el año que viene.

"BioNTech tiene la intención de desarrollar la primera vacuna de ARNm para la prevención de la malaria", que se producirá en el continente africano, dijo la empresa en un comunicado.

"La probabilidad de éxito es alta", aseguró Ugur Sahin, director y cofundador de BioNTech, un laboratorio pionero en la investigación del ARNm.

Los estudios, que se pondrán en marcha a finales de 2022, se llevarán a cabo en África y "otras regiones en las que la malaria es frecuente", pero también en Alemania, como parte de un programa apoyado por la Organización Mundial de la Salud, la Unión Europea y el Centro de Prevención y Control de Enfermedades de la Unión Africana (Africa CDC).

La malaria, causada por un parásito transmitido por los mosquitos, sigue siendo una temida enfermedad infecciosa, sobre todo en África y entre los niños, que deja unos 400.000 muertos al año.

En la actualidad no existe ninguna vacuna aprobada contra la malaria.

"Durante varias décadas, los principales desarrolladores de vacunas han abandonado gradualmente" la investigación sobre el tema, lamentó el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una conferencia conjunta con BioNTech y la UE.

Sin embargo, una candidata desarrollada por la Universidad de Oxford, Matrix-M, suscitó esperanzas en abril con un eficacia hasta ahora inédita del 77% en ensayos de fase II y podría aprobarse en dos años.





Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos