Desde Sídney (AFP)

Australia se preocupa por la publicación de datos robados en un ciberataque

El gobierno australiano dijo el martes que estaba "increíblemente preocupado" por la publicación de datos personales robados de una empresa de telecomunicaciones en uno de los ataques informáticos más importantes del país.

Australia, Internet, seguridad, piratería, telecomunicaciones
Un teclado de ordenador, en una imagen captada en Sídney el 9 de julio de 2012 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

El gobierno australiano dijo el martes que estaba "increíblemente preocupado" por la publicación de datos personales robados de una empresa de telecomunicaciones en uno de los ataques informáticos más importantes del país.

El ciberataque conocido la semana anterior podría haber comprometido información de hasta 9,8 millones de clientes australianos de la empresa Optus, lo que supone más de un tercio de la población del país.

Un usuario anónimo que aseguró estar detrás del jaqueo publicó datos personales de más de 10.000 personas el lunes por la noche.

En publicaciones en un foro de piratas informáticos, el supuesto cibercriminal amenazó con publicar información de más clientes si la empresa Optus no le pagaba un millón de dólares estadounidenses.

Sin embargo, el martes por la mañana, el usuario pareció haber recapacitado y aseguró que había eliminado la última copia que guardaba de la información robada a Optus.

"Demasiados ojos. No venderemos datos a nadie (...) Disculpas a los 10.200 australianos cuyos datos fueron filtrados", dijo en su publicación.

La empresa había reconocido que la información robada incluía nombres de clientes, fechas de nacimiento, números de teléfono, direcciones, licencia de conducir y número de pasaporte.

Algunos informes apuntan también a que también se habrían filtrado los números de usuarios del sistema de salud pública Medicare.

La ministra de Asuntos Interiores, Clare O'Neil, dijo que estaba "increíblemente preocupada" y criticó a Optus por no haber protegido mejor a sus clientes.

"Los clientes tienen derecho a saber exactamente qué información personal individual se ha visto comprometida", añadió.

Previamente, la ministra había negado que hubiera sido un ciberataque "sofisticado" como argumentaba la empresa y aseguró que Optus había "dejado la ventana abierta".




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos