Desde Buenos Aires (AFP)

Argentina anula contratos ferroviarios tras anunciar reestatización

Argentina avanzó este lunes con su plan de renacionalizar los servicios ferroviarios anunciado la víspera por la presidenta Cristina Kirchner y rescindió sin indemnización todos los contratos con empresas privadas, según lo publicó en el Boletín Oficial.

Argentina, transporte, ferrocarriles, gobierno
Estación de trenes Once el 19 de octubre de 2013 en Buenos Aires - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Argentina avanzó este lunes con su plan de renacionalizar los servicios ferroviarios anunciado la víspera por la presidenta Cristina Kirchner y rescindió sin indemnización todos los contratos con empresas privadas, según lo publicó en el Boletín Oficial.

En su discurso de apertura de sesiones ante la Asamblea Legislativa, Kirchner había anunciado el envío de un proyecto al Congreso para "recuperar la administración estatal" de los ferrocarriles, privatizados en la década de los 90, cuya administración ha retomado paulatinamente en los últimos años.

Los gobiernos de Néstor Kirchner y su sucesora, Cristina Kirchner, desde 2003, han renacionalizado los servicios de aguas, electricidad y gas, la petrolera YPF y Aerolíneas Argentinas.

"El estado ya no le paga más a los privados. Tenemos motivos para rescindir el contrato. El estado está en condiciones de ser más eficiente que los privados porque lo ha demostrado. No vamos a indemnizar absolutamente a nadie porque no corresponde", afirmó este lunes el ministro de Transporte, Florencio Randazzo, a Radio la Red.

Randazo, un precandidato presidencial por el oficialismo para las elecciones generales del 25 de octubre, ha hecho de la recuperación de los ferrocarriles un caballito de batalla en su campaña por la presidencia, aunque Kirchner se mantiene al margen de las disputas entre varios precandidatos dentro de su fuerza política.

La resolución de su ministerio indica que la empresa estatal asume la operación directa e integral de los servicios de transporte ferroviario de cuatro líneas que parten desde la capital federal hacia su vecina provincia de Buenos Aires.

Se trata de las líneas de pasajeros Mitre, San Martín, Roca y Belgrano Sur, que en su conjunto transportan a diario a miles de pasajeros. La línea Sarmiento ya estaba reestatizada. En total transportan unos 22 millones de personas cada mes.

El estado había retomado el control del Sarmiento, luego de que el 22 de febrero de 2012 un tren de ese ramal repleto de pasajeros chocara contra el paragolpes de la terminal de Once en Buenos Aires, con 51 muertos y 700 heridos.

La resolución destaca "la mejora notable en la calidad del servicio prestado en la línea Sarmiento desde que el propio estado nacional asumió la prestación directa" por lo cual entiende queda "demostrado que el estado puede gestionar de manera eficiente".

El sistema ferroviario argentino, nacionalizado por el expresidente Juan Perón en 1948, sufrió un fuerte proceso de desguace y privatización durante los años noventa, bajo el gobierno del expresidente Carlos Menem (1989-1999) que redujo drásticamente los servicios con cierre de ramales en todo el país.




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos