Desde Fráncfort (AFP)

Alemania abre el juicio contra Bayer y sus píldoras anticonceptivas

El juicio de una alemana contra el laboratorio Bayer y algunas de sus pastillas anticonceptivas comenzó este jueves en el tribunal de instancia de Waldshut-Tiengen, en el suroeste de Alemania.

Alemania, justicia, farmacéutica, salud
La alemana Felicitas Rohrer, que demandó al gigante farmacéutico alemán Bayer, hablando con un periodista de AFP junto a una caja de la píldora anticonceptiva Yasminelle, en Willstaett, Alemania, el 1 de diciembre de 2015 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

El juicio de una alemana contra el laboratorio Bayer y algunas de sus pastillas anticonceptivas comenzó este jueves en el tribunal de instancia de Waldshut-Tiengen, en el suroeste de Alemania.

Felicitas Rohrer acusa a la píldora Yasminelle de Bayer de ser la causante de la embolia pulmonar que sufrió en 2009, a la edad de 25 años. Es la primera alemana que presenta una demanda contra el gigante farmacéutico de Leverkusen (oeste). Lo hizo en 2011.

Las sospechas contra las píldoras de tipo Yasmin - que engloban Yasminelle y Yaz-, a base de la hormona drospirenona, ya costaron a Bayer casi 2.000 millones de dólares en EEUU, que pagó a unas 10.000 mujeres para evitar juicios largos y costosos.

Rohrer, de 31 años, le reprocha no haber informado lo suficiente en el prospecto de los riesgos de tromboembolismo asociados a Yasminelle. Bayer considera "injustificadas" las acusaciones contra su tratamiento, autorizado por todas las agencias del medicamento. Aduce un "beneficio riesgo positivo" y por el momento la justicia parece darle la razón, al menos en Suiza. Rohrer declaró a la AFP estar dispuesta a apelar la sentencia si hiciera falta.

Varios estudios demostraron que las pastillas de tercera y cuarta generación (a base de drospirenona y otras progesteronas recientes) multiplican por dos el riesgo de tromboembolismo, con respecto a las de segunda generación.





Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos