Desde Miami (AFP)

Alaska: Mastodontes desaparecieron mucho antes de llegar humanos

Los mastodontes, los gigantescos y torpes primos de los mamuts y los elefantes, probablemente desaparecieron de Alaska y el Yukon mucho antes de que los humanos llegaran desde Asia a través del canal de Bering, dijeron investigadores el lunes.

EEUU, Canadá, cultura, animales, ciencia, paleontología
Imagen del 1 de septiembre de 2014 del esqueleto de un mamut subastado en la casa Summers Place Auctions de Londres el 26 de noviembre de 2014 - AFP/SUMMERS PLACE AUCTIONS/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Los mastodontes, los gigantescos y torpes primos de los mamuts y los elefantes, probablemente desaparecieron de Alaska y el Yukon mucho antes de que los humanos llegaran desde Asia a través del canal de Bering, dijeron investigadores el lunes.

Alguna vez se creyó que los mastodontes vagaron por la nevada región del Ártico junto a los primeros humanos que la colonizaron hace unos 13.000 a 14.000 años, pero nuevas evidencias sugieren que desaparecieron decenas de miles de años antes y que la caza no fue la causa de su extinción.

Los científicos piensan ahora que los hace tiempo extinguidos mastodontes probablemente sólo vivieron en el Ártico por un corto período alrededor de 125.000 años atrás, cuando aún había bosques y humedales y las temperaturas eran más elevadas.

"La presencia de mastodontes en el norte no duró demasiado tiempo", afirmó Grant Zazula, paleontólogo del Yukon Palaeontology Program.

"El retorno del frío, las condiciones glaciales secas y el avance de los glaciares continentales unos 75.000 años atrás destruyeron efectivamente sus hábitats".

Después de preguntarse durante mucho tiempo acerca de cómo los mastodontes --conocidos por alimentarse de ramas y hojas-- pudieron sobrevivir en el nevado Ártico, los científicos volvieron a analizar 36 huesos y dientes de mastodontes de las colecciones de un museo.

Con nuevas técnicas de preservación de los materiales, el equipo halló que todas las muestras eran mucho más antiguas de lo que se pensaba.

Los investigadores informaron en Proceedings of the National Academy of Sciences que muchas databan de más de 50.000 años atrás, tan antiguas al menos como son capaces de datar las pruebas de carbono 14.

El mastodonte vivió en una era conocida como el Pleistoceno tardío, hace unos 125,000 años, a lo largo de toda América del Norte, hasta la actual Honduras y la costa ártica de Alaska.

"Los dientes de los mastodontes eran efectivos para deshacer y triturar ramas, hojas y raíces de arbustos y árboles. De manera que parece improbable que hayan sido capaces de sobrevivir en las regiones heladas de Alaska y el Yukon durante el último período glaciar, como sugerían las precedentes dataciones de fósiles", dijo Zazula.

Los hallazgos indican que los humanos no fueron los responsables de la extinción de esas criaturas hace unos 75.000 años, porque aún no habían cruzado el estrecho de Bering.




Te puede interesar