Desde Ereván (AFP)

10.000 personas protestan en Armenia contra la subida de la electricidad

Alrededor de 10.000 personas se congregaron el domingo en las calles de Ereván, capital de Armenia, para protestar, por décimo día consecutivo, contra la fuerte subida del precio de la electricidad, ignorando la amenaza de intervención de la policía.

Armenia, manifestaciones, política, electricidad, economía, energía
Un manifestante sujeta una bandera armenia durante una protesta multitudinaria contra la subida del precio de la electricidad, el 25 de junio de 2015 en Ereván - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Alrededor de 10.000 personas se congregaron el domingo en las calles de Ereván, capital de Armenia, para protestar, por décimo día consecutivo, contra la fuerte subida del precio de la electricidad, ignorando la amenaza de intervención de la policía.

Por la noche, unos 8.000 manifestantes seguían en la principal arteria de la ciudad, la avenida Bagramian, desafiando a las fuerzas del orden, mientras los 2.000 restantes se replegaron hacia la Plaza de la Libertad para evitar cualquier enfrentamiento con la policía.

"Si la gente no acepta restablecer el orden público en la avenida Bagramian para las 23H00 (19H00 GMT), entonces nos tocará a nosotros restablecerlo", advirtió un alto responsable de la policía, Valeri Ossipian, ante varios periodistas.

La decisión gubernamental de aumentar un 16% las tarifas de electricidad a partir del 1 de agosto con el fin de "garantizar la seguridad energética del país", según el primer ministro, Hovik Abrahamian, ha desatado la indignación de los armenios.

Las protestas en Ereván empezaron el 19 de junio y ganaron fuerza desde que unos centenares de manifestantes que habían acampado delante del palacio presidencial fueron dispersados violentamente el martes por la mañana y la policía detuvo a 237 de ellos.

La subida está destinada a evitar "los cortes de corriente regulares que provocan consecuencias irreparables en la economía del país", afirmó Abrahamian el jueves.

Según Red Eléctrica de Armenia (ENA), la sociedad que dirige la distribución de la electricidad en este país de 3,2 millones de habitantes muy dependiente de Rusia, es necesario aumentar la tarifa a causa de la fuerte depreciación de la moneda local, el dram.

Pese a que el presidente armenio prometió el sábado que el Estado, de manera temporal, "llevará el peso de este aumento del precio de la electricidad" hasta que una auditoría establezca si el mismo es justificado, no ha logrado convencer a los manifestantes para que abandonen las calles de la ciudad.




Te puede interesar