Embajada de España en Perú en San Isidro

Información de la embajada de España en el Perú.



 


Ir al Consulado en Lima

Embajada

Dirección:                       Av. Jorge Basadre 498 - San Isidro
                                         Lima - Perú

Cancillería
Dirección:                       Av. Jorge Basadre 498 – San Isidro
Teléfono:                        (01) 2125155
Fax:                                 (01) 4402020
Correo electrónico:      emb.lima@maec.es

Oficina Comercial
Dirección:                      Av. Jorge Basadre 405 – San Isidro
Teléfono:                       (01) 4421788 – (01) 4421789
Fax.                                (01) 4421790
Correo electrónico:     lima@mcx.es

Consejería de Trabajo y Asuntos Ssociales
Dirección:                      Choquehuanca 1330 – San Isidro
Teléfono:                        4426472 – 4426485
Fax:                                 4409656
Correo electrónico:      lablima@terra.com.pe

AECID (Oficina Técnica de Cooperación)
Dirección:                       Av. Jorge Basadre 460  – San Isidro
Teléfono.                        2027000
Fax:                                 2212301
Correo electrónico:     otc@aecid.org.pe

Centro Cultural
Dirección:                      Natalio Sánchez  181 Santa Beatriz – Lima
Teléfono:                       (01) 3300412
Fax:                               (01) 3300413
Correo electrónico:     centrocultural@aecid.org.pe


Horario de atención al público

De lunes a viernes de 9:00 a 13:00 horas

 


Ver mapa más grande


>

Embajada de España en Perú

Las relaciones entre España y Perú hunden sus raíces en profundos e irrenunciables vínculos históricos que arrancan con el proceso de colonización española en América y la creación del Virreinato del Perú hasta la proclamación de la Independencia , el 28 de Julio de 1821.

Durante las primeras décadas de Independencia del Perú en las que el nuevo Estado fue consolidando su reconocimiento internacional, las relaciones con España se caracterizaron por frecuentes intentos de acercamiento político que no llegaron a cristalizar en el establecimiento de plenas relaciones diplomáticas al producirse en un contexto de frecuentes desencuentros en el terreno comercial y militar.

No fue sino hasta el 14 de agosto de 1879 ,cuando España y Perú firmaron en París el Tratado de Paz y Amistad. Por parte española lo hizo Mariano Roca de Togores , Marqués de Molíns y en representación del Perú, Juan Mariano de Goyeneche y Gamio. Este Acuerdo dio inicio formal al establecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países y auspició una fructífera relación bilateral a través de la activa labor del que fuera entonces primer enviado extraordinario y plenipotenciario de España en Perú, Emilio de Ojeda, fundador de la Cámara de Comercio de España en Lima. En todo caso, la existencia de vínculos familiares y comerciales entre españoles y peruanos fruto de la larga relación histórica permitieron el rápido desarrollo y diversificación de las relaciones bilaterales.

Un nuevo salto cualitativo en las relaciones diplomáticas entre España y Perú se produjo al concluir la Guerra Civil Española en 1939. Fue entonces cuando ambos países acordaron elevar sus representaciones diplomáticas a la categoría de Embajadas. El Gobierno de Manuel Prado en Perú nombró a Francisco Tudela y Varela como primer Embajador de Perú en España y la España del General Francisco Franco designó a Pablo Churruca Dotres

A partir de ese momento se inicia otra etapa en las relaciones entre ambos países. En las siguientes décadas se firmaron y aplicaron numerosos acuerdos de Doble Nacionalidad, Supresión de Visados, Cooperación Técnica y Financiera, Cooperación Cultural, Convenios en materia de Previsión Social, etc. En esta etapa, las fluidas relaciones entre gobiernos contribuyeron sin duda al acercamiento entre ambos pueblos, pero la sociedad civil tuvo todavía escaso protagonismo dada la presencia limitada de ciudadanos e instituciones no gubernamentales peruanas en España y viceversa

Esta situación evolucionó con el proceso de transición y el afianzamiento de la democracia en España en las décadas de los ochenta y noventa. El compromiso por parte de España de promover un mayor acercamiento político hacia Iberoamérica y de contribuir a los procesos democráticos y de integración de los espacios latinoamericanos, así como de ejercer una labor de puente en el acercamiento institucional y la cooperación con Europa fueron creando una nueva dinámica en las relaciones con el continente americano.

Así, esta política de estrechamiento de la cooperación con Iberoamérica unida al progreso socioeconómico que ha caracterizado a España en el último cuarto del siglo XX propició a principios de la década de los noventa dotar a las relaciones hispano-peruanas de un impulso cualitativo en el que la sociedad civil comienza a emerger como un actor de vital importancia. Se produce, por un lado, una ola de inversiones españolas en Perú que con vocación de permanencia sitúan a nuestro país actualmente como el primer inversor extranjero en Perú.Las empresas se constituyen así, a través de la generación de empleo y del ejercicio de la responsabilidad social corporativa en actores de gran relevancia en las relaciones bilaterales.

Paralelamente, tanto el gobierno como la sociedad española a través de Organizaciones No Gubernamentales, han asumido un gran compromiso solidario con el desarrollo del Perú, en el marco del cumplimiento de los Objetivos de la Declaración del Milenio ( ONU, 2000)y de la Lucha contra la Pobreza. Actualmente, el Plan Director de la Cooperación española considera a Perú como país prioritario, al que la Agencia Española de Cooperación Internacional del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación ha asignado para el período 2001- 2005 un monto de 36 millones de Euros en concepto de Cooperación Técnica no reembolsable. Si a este monto añadimos las contribuciones de los demás actores de la Cooperación Española, ( ONGD, Cooperación Descentralizada y otros Departamentos Ministeriales) España contribuye al desarrollo del Perú mediante más de cuarenta millones de Euros al año. Un dato significativo , sin duda de este compromiso solidario de España lo constituye la presencia de más de cien ONGD españolas que trabajan en Perú. (Para mayor información sobre cooperación española en Perú se puede consultar la siguiente página web de la Agencia Española de Cooperación Internacional.www.aeci.org

Por último, los crecientes flujos migratorios hacia España, han afectado también a ciudadanos peruanos que escogen España para trabajar como segundo país de preferencia después de Estados Unidos. Actualmente son más de 120.000 los que residen en España.

Todo lo anterior refleja el complejo entramado de relaciones existentes entre España y Perú que se ha ido enriqueciendo a través de las múltiples redes de relaciones entre la sociedad civil de ambos países. Los contactos interinstitucionales se multiplican vertiginosamente gracias a las posibilidades de las nuevas tecnologías de la información que facilitan los contactos entre instituciones,académicas como las Universidades, los Institutos Tecnológicos … etc.

Ante este indudable impulso, España y Perú han ido adecuando sus relaciones a través de la actualización de algunos Convenios y la firma de otros que dan cobertura política y jurídica a las nuevas realidades. Así, en 1998 ambos países decidieron mediante un Canje de Notas institucionalizar el Diálogo Político a través del establecimiento de reuniones periódicas a nivel de altos funcionarios. En julio de 2004, durante la visita de Estado del Presidente Alejandro Toledo a España , ambos países firmaron el Convenio Marco de Cooperación que aborda los instrumentos y mecanismos de la cooperación al desarrollo. Asimismo se han concluido Acuerdos de Cooperación Financiera y Canje de Deuda y está pendiente de firma el Convenio para Evitar la Doble Imposición.

En definitiva, cabe concluir que el nivel de relaciones entre España y Perú ha alcanzado un nivel excelente en todos los ámbitos y que esta evolución ha sido posible desde la base no sólo de los irrenunciables vínculos históricos entre ambos países, sino desde la óptica actual de valores y objetivos compartidos en ámbitos tan fundamentales como la defensa de las instituciones democráticas, los derechos humanos y el compromiso de los respectivos gobiernos con el desarrollo y progreso socioeconómico de sus ciudadanos.

 

Funciones de la Embajada

Representar al Estado español en Perú y servir de cauce en la relación entre ambos países bajo las directivas del Gobierno español en el cumplimiento de sus objetivos de política exterior.

Promover y difundir los intereses del Estado español en  Perú y proteger los derechos de los ciudadanos españoles en el exterior.

Informar al Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación sobre la situación política y socioeconómica o cualquier aspecto de la realidad relevante para la relación bilateral.

Fomentar el diálogo y la cooperación no solo entre agentes gubernamentales sino entre instituciones y actores de la sociedad civil (empresas, Universidades, Instituciones Culturales, Organizaciones No Gubernamentales, etc...)




Otros Lugares cercanos »

Embajada de la Santa Sede en el Perú »

Información de la Embajada de la Santa Sede en el Perú.

Embajada de Alemania en Lima »

Información de la embajada de Alemania en el Perú.

Embajada de Colombia en Lima »

Información de la embajada de Colombia en el Perú.

Embajada de los Estados Unidos en Perú »

Información de la Embajada de Estados Unidos en Perú.

Embajada de Austria en el Perú »

Información de la Embajada de Austria en el Perú.

Embajada de Costa Rica en el Perú. »

Información de la Embajada de Costa Rica en el Perú.