Remedios caseros para combatir el estreñimiento

El estreñimiento es una condición que consiste en la falta de movimiento regular de los intestinos o que no se vacían totalmente cuando se mueven.


Lectura .
Anterior Siguiente

estrenimiento


Es un mal muy común debido a que las personas se han vuelto más sedentarias (falta de ejercicios, poco consumo de líquidos). Pero, muchas veces se desarrolla estreñimiento en determinadas situaciones como cuando se viaja o la persona sufre un período de estrés.

Los principales síntomas del estreñimiento son:

  • Dolor y dificultad para evacuar
  • Inflamación abdominal
  • Heces secas y duras
  • Evacuaciones poco frecuentes (una vez cada 4 o más días)
  • El estreñimiento puede ser una consecuencia de alguna enfermedad o condición como problemas de tiroides, con hígado, vesícula, menopausia, embarazo y obstrucción en colon.

Cuando el estreñimiento se hace crónico, predispone la aparición del reumatismo, la artritis, hipertensión arterial y hasta el cáncer, pues reparte a través de la circulación sanguínea, toxinas por todo el organismo.

Algunos remedios caseros para combatir el estreñimiento son.

Semillas de linaza: Son un buen laxante y antinflamatorias. Eche las semillas de linaza en una taza de agua caliente y déjelas macerar por 12 horas. Agregue un poco de miel o limón y consuma antes de acostarse.

Aceite de oliva y limón para mantener la regularidad intestinal: Todas las mañanas en ayunas, tome una taza de agua caliente revuelta con jugo de limón y una cucharada de aceite de oliva. No solo mantendrá las cosas en movimiento sino que perderá algunas libras.

Col: Preparar todos los días una ensalada de col a la que se le debe añadir un poco de aceite de oliva. Consumirla de preferencia por la mañana. La col tiene una gran cantidad de fibra insalubre que estimula el movimiento de las paredes intestinales e incrementa el tamaño de las heces, lo cual facilita su evacuación.

Llantén: Mezclar dos cucharadas de llantén en polvo en una taza de agua. Tomar inmediatamente y, a continuación, beber un vaso de agua. El llantén aumenta el volumen de las heces.

Hojas de Acelga: Hervir, durante 5 minutos, 2 cucharadas de hojas de acelga en una taza de agua.  Tomar una taza diaria antes de dormir.

Lechuga: Machacar los nervios centrales de 4 hojas de lechuga y luego mezclar con 2 cucharadas de aceite de oliva.  Tomar esta preparación media hora después del desayuno.

 




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos