La Catoptromancia o Lectura por el Espejo

Es la videncia a través del espejo, que deriva de la cristalomancia, en la cual se observa un objeto de superficie reflectante y como consecuencia, produce efectos visuales a la persona que lo mira.


 

 
 

 

 
Según los practicantes de este tipo de adivinación, el espejo, permite leer el pasado, el presente y el futuro de la persona que lo consulta, además consideran al espejo como un objeto mágico, lleno de supersticiones y enigmas.
 
Asimismo, el misterio y el simbolismo del espejo se basan, posiblemente, en su poder de reflejar una imagen que parece cercana, pero a la vez lejana; invertida a nuestra realidad. Aunque puede mostramos mucho, permanece físicamente vacío.   
 
A pesar del conocimiento científico actual en materia de ondas de luz, el reflejo sigue siendo un fenómeno un tanto intrigante.
 
Existen muchas supersticiones relacionadas con el espejo desde aquél que si se rompe como aquél que dice que cuando se duerme se debe tapar el espejo para evitar que los espíritus ubicados del otro lado tenga una forma de entrar en nuestro mundo.
 
El uso del espejo en las artes adivinatorias tiene un origen muy remoto.  
 
En las civilizaciones griega y romana era muy popular, incluso existían expertos en estas artes, en Roma, conocidos como specularii y el templo de Ceres, en Patras, era famoso por las adivinaciones con espejos realizadas en una fuente que se encontraba a su lado.  También fueron usados con este fin en China yla India.
 
En Europa Central también fue muy empleado con objetivos esotéricos. Prueba de ello lo encontramos en los cuentos escritos en esa región; sólo hay que recordar el famoso “espejito, espejito mágico, dime quién es la más bella del reino”.
 
Los primeros espejos europeos parecen haber sido fabricados con metales altamente pulidos como el bronce y la plata. Para facilitar su uso adivinatorio, se humedecía con agua o aceite. 
 
Sin embargo, a pesar de la aparición de los espejos de vidrio, se continuaron utilizando éstos, para efectos adivinatorios, los cuales se relacionaban con los planetas y debían elaborarse en momentos astrológicos auspiciosos.  
 
Estos espejos se empelaban en un día específico y se consultaba en referencia con ciertos temas en particular, y ellos son: 
  • El espejo del Sol estaba hecho de oro. Se usaba los domingos para descubrir información concerniente a las figuras de autoridad y a aquellos que ostentaban el poder.
  • El espejo dela Luna era de plata. Se le consultaba los lunes, y era útil para determinar las posibilidades de que los deseos se manifestaran en el futuro y para la interpretación de los sueños.
  • El espejo de Mercurio consistía de un globo de vidrio lleno de mercurio, el metal líquido. Se le utilizaba los miércoles para descubrir las respuestas a preguntas relacionadas con el dinero y los negocios.
  • El espejo de Venus estaba compuesto de cobre. Los viernes, el adivino miraba en su interior para determinar cuestiones relacionadas con el amor.
  • El espejo de Marte estaba hecho de hierro. Se acudía a él los martes para buscar consejo respecto a discusiones, juicios y otras situaciones similares.
  • El espejo de Saturno estaba elaborado de plomo. Propio de los sábados, revelaba el paradero de objetos perdidos y descubría secretos.
Cabe mancionar que hay espejos llamados negros, que son superficies oscuras y brillantes, como las placas de obsidiana o de pirita.
 
Tambien están los espejos blancos, que son los utilizados para la videncia.

En cuanto a su uso, según los lectores de esta técnica de adivinación, nos indican las siguientes recomendaciones: 

  • El espejo tiene que ser de un tamaño pequeño, para poder moverlo en todas las direccioes y solo puede ser tocado por la vidente.
  • Cuando no se esté usando hay que dejarlo guardado dentro de un paño de color oscuro.
  • Para utilizarlo, hay que limpiarlo muy bien y después ponerlo en una mesa, a ser posible frente a una pared desnuda que no haya nada.
  • Hay que estar en penumbra y solo se iluminará con una vela, que estará puesta para que pueda reflejarse en el espejo.
  • Hay que mirarla de forma oblícua y concentrandose siempre en el punto más luminoso, mientras te concentras en la pregunta que se a formulado.
  • La contemplación continua de este punto luminoso, producirá un efecto autohipnótico, y al cabo de un tiempo ( Más o menos largo dependiendo de cada persona), aparecerá una imagen alucinatoria.
  • Cuando empiezas a contemplarla, este espejo te parecerá invisile, y se formará un halo, más o menos bumoso.
  • Justo después de percibir esta ilusión, es cuando empezarás a ver las imágenes, así que tienes que estar atento, porque son de corta duración.
  • Tienes que saber interpretar los emblemas, para poder así interpretar de manera correcta las imagenes que van saliendo.
  • Como recomendación final, decir que tienes que tener la conciencia muy despierta, para no entrar en un trance hipnótico.