Asociación de Ayuda al Niño Quemado (Aniquem)

Es una organización privada peruana sin fines de lucro, cuyo propósito es buscar el restablecimiento psicológico, emocional y físico de niños que han sufrido algún trauma producto de quemaduras, apoyándolos hasta su restablecimiento total.


Lectura .
Anterior Siguiente

 

abc

 

 
 
Información
 
Dirección: Jr. Santo Domingo N°255 - Jesús María, Lima-Perú.
Teléfono: (00511) 4619414 / (00511) 2618619.
Página Web: www.aniquem.org
Facebook: www.facebook.com/AniquemOficial
 

 

Fundada oficialmente en el año de 1999, ANIQUEM es una organización privada no gubernamental, que desarrolla su trabajo en todo el ámbito peruano, teniendo su sede central en la ciudad de Lima.
 
Todo este esfuerzo se forjó gracias a la colaboración y apoyo de la empresa privada, personas naturales y donantes, en su mayoría nacionales, que identificados con la difícil situación de las víctimas de incendios y accidentes, que producen quemaduras, logran su rescate, restablecimiento e inserción dentro del quehacer cotidiano.
 
Su principal objetivo es brindar atención especializada al niño y su familia, para superar el trauma físico y psicológico de la quemadura, mejorando su calidad de vida. Ello le permite encaminarse a ser una institución sólida, autosostenible, líder en  la prevención de la quemadura infantil y en la rehabilitación integral del paciente con secuelas de quemaduras y su familias.
 
Dentro de sus principales funciones, ANIQUEM cumple en favor de los niños quemados y con todas las familias en general, lo siguiente:
 
Prevención: ANIQUEM realiza constantes charlas de prevención, a fin de proteger a los niños de incendios o algunos accidentes relacionados con fuego, elementos calientes y materiales inflamables. Por ello, brindan recomendaciones a las familias, para evitar  que los niños y la familia en general sean victimas de estos peligros y sufran quemaduras. 
 
Rehabilitación: ANIQUEM contribuye en la rehabilitación de los niños quemados, que fueron víctimas de accidentes relacionados con fuego o materiales calientes o inflamables, realizando en favor de los infantes, terapias físicas y ocupacionales, taller de prendas comprensivas y ortesis, consultorio psicológico, servicio social y consultorio médico.
 
Reinserción Social: ANIQUEM ayuda al niño a reinsertarse a la sociedad, con asesoría psicológica y motivadora constante, así como la orientación a la familia, para encaminar al niño en su nuevo contacto con sus amigos y la sociedad.
 
HISTORIA
 
Era el año 1990, cuando el Dr. Victor Raúl Rodríguez Vilca, médico especializado en Cirugía Plástica, pasa a formar parte del staff de profesionales del Servicio de Quemados del Hospital del Niño.
 
Condolido por la difícil situación de los niños accidentados y hospitalizados realiza denodados esfuerzos por mejorar la calidad de atención de aquellos que no se operaban oportunamente porque no podían cubrir los costos de la cirugía, o no tenían donantes de sangre que pudieran apoyarlos para lograr una adecuada intervención quirúrgica.
 
Es a partir de esa fecha, estando involucrado totalmente en el tratamiento de los pacientes quemados, que organiza campañas de donación de sangre ¨”una gota de amor” y puede vislumbrar, con alegría y optimismo, que gracias al inicio del seguro escolar, cada vez más pacientes grandes quemados sobreviven.
 
Sin embargo, después del alta de hospitalización los pacientes se perdían y los que regresaban venían con terribles complicaciones: cicatrices hipertróficas, queloides y  contracturas de los injertos que requerían de nuevas cirugías. Las familias empobrecidas no podían solventar dichos gastos y la solución, era muchas veces el inicio de un nuevo camino de dolor.
 
En el año de 1999, junto a su esposa, la Dra. Mary Malca Villa, y un grupo de solidarios profesionales, funda la Asociación de Ayuda al Niño Quemado, ANIQUEM
 
ANIQUEM inicia su trabajo llevando a cabo Talleres de Prevención de Quemaduras en Centros de Salud, Postas y Organizaciones Sociales como, Comedores Populares, Vasos de Leche y Parroquias. En febrero del 2002, luego del incendio de Mesa Redonda, se tomó la decisión de abrir el Primer Centro de Rehabilitación para Niños Quemados en el País. 
 
Para ello se contaba con personal voluntario y una máquina de coser donde se producía las prendas compresivas. Gracias al apoyo económico que por tres años consecutivos recibió de Shell Internacional, ANIQUEM pudo implementar los servicios básicos del Centro de Rehabilitación.
 
Desde entonces, ANIQUEM moviliza la solidaridad de diversas personas e instituciones y así ha podido mantener e implementar nuevos servicios como el Área de Servicio Social (2004), desarrollo de Campamentos para Pacientes Quemados (2007), Campañas Quirúrgica (2008), Recaudación de Fondos (2009).
 



Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos