Uso excesivo e innecesario de la palabra tema

La palabra "tema" se utiliza de forma constante, a tal punto de englobarse de manera increible, siendo su empleo tan excesivo e innecesario.



 
Ejemplos:
 
  • El grupo hizo todos los temas del último disco.
  • Me preocupa el tema de mi relación con Karina.
  • Es un niño que come poco y por nada le gusta el tema de la comida.
  • El tema esta en encontrar en poco tiempo un regalo que le guste.
  • Tenemos un tema muy difícil de resolver, porque no sabemos como decirle la verdad.
  • Mañana no puedo estar contigo a las seis, porque a esa hora tengo un tema muy importante que atender en la oficina.
 
Todo lo anterior se oye y se escucha demasiadas veces a lo largo del día. No hay duda que el uso excesivo de la palabra "tema", deja de lado a otras muchas palabras, que se pueden emplear.
 
"Tema", significa "asunto o materia de un discurso, de una disertación o de una clase".
 
Ejemplos: 
 
  • La conferencia del profesor Tarazona versará sobre el tema "Las vocales abiertas en el latín tardío".
  • En la clase de mañana trataremos el tema de las oraciones impersonales.
 
En los casos que presentamos al inicio, nuestra lengua nos ofrece diferentes alternativas de uso: "asunto, canciones, problema, caso, cuestión,...o nada".
 
Ejemplos:
 
  • El grupo presentó las canciones de su último disco.
  • Me preocupa mi relación con Karina.
  • Es un niño que come poco y no le gusta la comida.
  • El problema es buscar en poco tiempo un regalo que le guste.
  • Hay una cuestión difícil de resolver, pues no sabemos como decirle la verdad.
  • Mañana no puedo encontrarme contigo a las seis, porque a esa hora tengo un asunto que atender en la oficina.