¿En qué momento se debe hacer uso de la letra H?

Pese a ser una letra muda, la "H" tiene varios e importantes usos dentro de la gramática española.



¿Cuándo es importante su empleo?

''H'' Inicial:

Las palabras que empiezan por "hum" + vocal.
Ejemplos: Humano, humo, húmedo, humilde, humor, humareda, humita

Las palabras que empiezan por "ue", "ui", "ia", "ie" y sus derivados y compuestos.
Ejemplos: Hueco, huir, hiato, hielo.

Las palabras que empiezan por "iper", "ipo", "idr", "igr", "emi", "osp".
Ejemplos: Hipérbole, hipopótamo, hidroavión, higrómetro, hemiciclo, hospedaje.

Las palabras que empiezan con "hecto" (cien), "hepta" (siete), "hexa" (seis), "hetero" (distinto), "homo" (igual), "helio" (sol).
Ejemplos: Hectómetro, heptaedro, hexágono, heterogéneo, homófono, helio.

Las palabras que empiezan con "erm", "orm", "ist", "olg".
Ejemplos: Hermano, hormiga, historia, holgazán

Todas las formas de los verbos cuyo infinitivo lleva "h".
Ejemplos: He, has, ha, habré, haciendo, hecho, haré, hablé, hablaré

''H'' Intermedia:

Cuando entre dos sílabas de una palabra, la primera termina con consonante y la segunda empieza en vocal, se escribe con ''H''.
Ejemplos: anhelo, exhibición, exhortar, inherente, inhalación

Excepciones:

Cuando la primera sílaba es un prefijo y la palabra a la que se le añade, no lleva ''H''.
Ejemplo: inadecuado

Se escriben con ''H'' intermedia las palabras que presentan tres vocales contiguas, de las cuales la segunda y la tercera forman un diptongo con u inicial.
Ejemplos: ahuecar, rehuir