Uso incorrecto del verbo instalar

Es innecesario el uso del verbo instalar, cuando se refiere a algo que no es material sino abstracto, como los conceptos, ideas o sentimientos.



 

Incorrecto:

''La actuación de los bomberos ha dado lugar a que la indignación se haya instalado entre los habitantes de La Victoria'';

''Después de tantos robos, se instala el temor entre los vecinos de esa barriada''.

Correcto:

''La actuación de los bomberos ha causado indignación entre los habitantes de La Victoria'' o ''Los habitantes de La Victoria están indignados ante la actuación de los bomberos'';

''Después de tantos robos, existe temor entre los vecinos de esa barriada'' o ''Después de tantos robos los vecinos de La Victoria tienen miedo''.

El verbo instalar debe usarse cuando se coloca en el lugar debido a alguien o algo, cuando se establece la residencia en un sitio o cuando se ponen en un lugar los servicios que se han de utilizar.

Este verbo aparece frecuentemente en los medios de comunicación, sobre todo en los audiovisuales, y aunque puede usarse en sentido metafórico se recomienda no abusar de él y utilizar otros como haber, estar, causar, mostrarse, encontrarse, según el contexto.