¿Cómo curar una olla de barro?

La olla de barro es un recipiente elaborado en cerámica, a la que se le da forma con la técnica de alfarería. Su uso está asociado en la gastronomía moderna a la elaboración de comida de una forma clásica y tradicional, en especial si se trata de preparar alimentos en una forma lenta.


Lectura .
Anterior Siguiente

abc



El barro cocido hace que se tenga que aplicar diversos cuidados durante su operación, como puede ser remojar la olla antes de su uso, poner granos de sal en su interior para que evite la formación de hongos (inclusión de sabores raros). Posee como ventaja que no desprende substancias perjudiciales al organismo como lo hacen las ollas metálicas.

Requiere una preparación especial para la utilización, como untarla previamente con aceite vegetal y segundo según la opinión de algunos especialistas, antes de la primera utilización hay que mantenerla en horno caliente por lo menos por dos horas.

¿Cómo curar una olla de barro?

Primero, se debe tener en cuenta que nunca de debe usar elementos de aluminio o de metal cuando se cura una olla de barro. Se debe utlizar siempre elementos de madera.

Para curar, se prefiere la grasa de chancho. Debe agarrarse con mucho cuidado para evitar que se rajen, en especial porque la grasa las vuelve resbaladizas. Primero untar la superficie interna completa con la grasa (no liquida, sino espesa, tipo unguento), debe ser abundante para dejar una costra pastosa a fin que se sequen bien los poros. Luego con cuidado, se hace lo mismo en la parte de afuera.

Se deja reposar en ambiente seco. Cuando ven que la grasa se va tipo rajando, es porque su acción está completa, este procedimiento insume al menos 1 o 2 días, mientras más se la deje mejor.

También se puede usar manteca, aunque la grasa es la mejor opción porque permite el "curado integral", es decir tanto de afuera como de adentro, para cerrar bien los poros y evitar que se rajen.

También se puede usar manteca, aunque la grasa es la mejor opción porque permite el "curado integral", es decir tanto de afuera como de adentro, para cerrar bien los poros y evitar que se rajen. Lo ideal es usar jabón blanco.

Luego estará lista para usar, recomendando siempre un filtrador de fuego o que el fuego sea muy muy bajito.
 




Te puede interesar